Confaes sospecha que el Ayuntamiento está detrás del movimiento para crear una nueva patronal

El presidente de Confaes, Juan Manuel Gómez, en su comparecencia de esta mañana. Foto: Cristian Martín

El presidente de la patronal asegura que la iniciativa para hacer una confederación paralela cuenta con el apoyo soterrado de instituciones importantes. Dice que no ha podido hablar con el alcalde y que le cuesta pensar que el Ayuntamiento se preste a esos movimientos.

La Confederación de empresarios ha puesto sobre la mesa sus sospechas de que el movimiento para crear una nueva confederación en forma de la asociación que esta tarde presentan hostelería y comercio no atiende a una casualidad. Así lo ha manifestado el presidente de Confaes, Juan Manuel Gómez, que no ha dudado en vincular esta nueva patronal a la salida de Aesco y los movimientos fallidos para presentar una candidatutra alternativas a las elecciones de Confaes y que nunca fortificaron por falta de apoyos. 

 

Gómez, que asegura que el movimiento es "premeditado", considera que la nueva organización que se plantea "es una confederación de papel que no va a tener representación".

 

Pero todavía ha ido más allá. Gómez ha denunciado movimientos soterrados "para que tire hacia delante por parte de entes importantes que la están apoyando". Al ser preguntado sobre si se refería al ayuntamiento de Salamanca ha respondido "en Salamanca entes importantes hay los que hay".

 

De paso,  Gómez ha confirmado que en los últimos días ha intentado ponerse en contacto con el alcalde para tener una reunión y darle a conocer su inquietud sobre estos movimientos en contra de la Confederación. "No me quiero creer que el Ayuntamiento esté detrás de un movimiento para la desunión de los empresarios", ha asegurado Gómez.

 

 

Con todo el presidente de la Confederación tiene claro que el objetivo es socabar a la Confederación y restarle asociados. Según ha podido saber TRIBUNA han existido movimientos para intentar la marcha de más asociaciones siguiendo la estela de Aesco.