Condenan a García Marcos y 4 personas más en una causa separada de Malaya tras el acuerdo alcanzado

Isabel García Marcos, acusada en el caso Malaya
La Audiencia de Málaga ha dictado sentencia condenatoria contra la ex primera teniente de alcalde de la localidad malagueña de Marbella Isabel García Marcos y otros cuatro acusados más, entre ellos el también exedil José Jaén, los cuales mostraron su conformidad con las acusaciones en un procedimiento separado del caso 'Malaya'. A los exconcejales se les achacaba dar asesoramiento a empresarios aprovechando su posición en el Ayuntamiento.
MÁLAGA, 25 (EUROPA PRESS)



Así, a ambos se les condena a un año de prisión, multa de 15.600 euros e inhabilitación para empleo o cargo público electo durante cinco años por los delitos de asesoramiento indebido y cohecho pasivo para acto injusto no realizado; mientras que se absuelve a las parejas de estos dos, al haber prescrito el delito. Asimismo, se condena a tres empresarios por un delito de cohecho y se les imponen seis meses de prisión y multa, según el caso.

Esta pieza se separó del caso 'Malaya', contra la corrupción en Marbella, y el juicio con jurado popular iba a comenzar el pasado 17 de febrero, pero días antes las partes llegaron a un acuerdo, por el que los procesados se mostraron conformes con las modificaciones incorporadas en los escritos de las acusaciones --Fiscalía Anticorrupción y Ayuntamiento de Marbella-- y aceptaron la condena en esos términos.

Así, de conformidad con los acusados, se declara probado que García Marcos y Jaén, ambos tenientes de alcaldes y miembros de la junta de gobierno local entre 2003 y 2006, "se concertaron entre sí con la idea de conseguir, prevaliéndose de la condición de autoridad municipal que ambos detentaban, unos rendimientos económicos de terceros". La trama ideada consistía, dice la sentencia, en ofrecerse a empresario que se realizaran con el Consistorio.

A éstos se ofrecían, según se pone de manifiesto en la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, "para realizar una actividad de asesoramiento y de mediación, gestionando sus necesidades de cara a la consecución de sus pretensiones ante la Corporación municipal, a cambio de la pertinente retribución económica". Así, los exconcejales garantizaban a sus clientes "el éxito del proyecto".

Esta labor, que comprendía diversos servicios como la redacción de escritos, recabar información o rescatar concesiones administrativas, se planeó a través de la cobertura de una empresa de la que eran socios al 50 por ciento los que entonces eran parejas de los exediles. Tres empresarios, que han sido condenados también, se mostraron interesados y plantearon sus problemas sobre la situación y uso de determinadas parcelas.

No obstante, se precisa en la sentencia que en el caso de uno de los empresarios "ninguno de los encargos efectuados llegaron a tener virtualidad", mientras que respecto a otro se indica que "no consta que se llegaran a efectuar por los acusados García Marcos y Jaén actuaciones administrativas" en relación con el contencioso, apuntándose que "ciertos empresarios han efectuado el pago de cantidades de dinero a otros concejales" de Marbella.