Condenan a 9 años y medio de prisión a un hombre por secuestrar a su exnovia y matar a su perro

La Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a una pena de nueve años y medio de prisión a un hombre de 47 años acusado de maltratar y secuestrar a su expareja durante más de cuatro horas y de matar a su perro en enero de 2008 en Orihuela (Alicante).
ALICANTE, 29 (EUROPA PRESS)



En una sentencia del 26 de noviembre, la sección primera de la Audiencia Provincial de Alicante considera al procesado, un ciudadano británico, autor responsable de los delitos allanamiento de morada y detención ilegal, ambos con agravante de parentesco, así como de los delitos de robo de uso, de maltrato, contra los animales y daños ocasionados al coche de la víctima.

El magistrado considera probado que, sobre las cuatro de la mañana del día 27 de enero de 2008, el acusado acudió a la vivienda de su exnovia situada en una urbanización de Orihuela costa, donde en ese momento sólo estaba un perro de la raza pequinés, propiedad de la víctima, al que el acusado propinó un fuerte golpe en la cabeza y ahogó sumergiéndolo en la piscina de la casa.

Media hora después, cuando su exnovia --que había sido pareja sentimental del acusado durante 6 u 8 semanas-- llegó a la vivienda, el acusado la abordó y la obligó a entrar en la casa, donde permaneció retenida junto a su captor durante una hora y media. El acusado, portaba un martillo, cuchillos y un destornillador con los que intimidó a la mujer, y rompió el mobiliario y un televisor.

RETENIDA CUATRO HORAS MÁS

A continuación, durante aproximadamente cuatro horas obligó a la víctima a permanecer junto a él mientras conducía el coche de ella por diversos lugares de la zona de Orihuela costa.

Durante estas horas, el acusado intimidó a su expareja, la golpeó con los puños en el rostro, le propinó varias patadas por todo el cuerpo e incluso amenazó con violarla.

Antes de abandonarla sobre las ocho de la mañana del mismo día en la playa de la Zenia, el acusado rajó la capota de lona del coche de la víctima, según recoge la sentencia. La víctima sufrió diversas lesiones en la cara y en un hombro, que precisaron 15 días para su curación.

Por estos hechos, la Audiencia Provincial de Alicante ha impuesto al encausado una pena de tres años de prisión por detención ilegal, otros tres por allanamiento de morada, dos años de privación de libertad por un delito de robo de uso, un año más por maltrato y siete meses por un delito contra los animales.

Esta condena incluye también prohibición de acercarse a la perjudicada y al domicilio de ésta así como comunicarse con la misma por un total de nueve años, y el pago de alrededor de 10.000 euros en concepto de daños e indemnización a la víctima.