Condenado a 17 años por apuñalar a su madre en la bañera y arrojarla por la ventana

Philippe L., de 66 años, atacó a su madre cuando estaba en el baño y la apuñaló reiteradamente, principalmente en la cabeza.

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 17 años y medio de cárcel a un hombre por asesinar a su madre tirándola por la ventana en el piso de Sitges (Barcelona) que compartían, la mañana del 6 de diciembre de 2013.

  

En una sentencia recogida por Europa Press, la Audiencia sostiene, en base al veredicto del jurado, que Philippe L., de 66 años, atacó a su madre cuando estaba en el baño y la apuñaló reiteradamente, principalmente en la cabeza.

  

A continuación, la levantó hasta el hueco de la ventana y la arrojó al vacío --desde un tercer piso--, cayendo primero sobre el techo de un almacén y luego sobre el suelo, muriendo al instante al destrozarse los órganos vitales.

  

El fallo sostiene que el acusado, nacido en Tours (Francia), actuó con la intención de acabar con la vida de la madre, quien no pudo oponer resistencia por su edad, y estado físico y psíquico.

  

El jurado no consideró probado, sin embargo, que en los últimos años el acusado hubiese sometido a su madre a una dominación y aislamiento emocional, como sí sostenía la Fiscalía que lo acusaba también de un delito de violencia habitual; en el piso vivía también el novio del acusado.

 

EL JUICIO

  

En su declaración en el juicio, el 19 de febrero de este año, Philippe L. defendió que su madre se había suicidado y que ya había intentado quitarse la vida en varias ocasiones.

  

Relató entonces a preguntas de su abogado --se negó a contestar al fiscal-- que su progenitora, con quien convivía en el piso, sufría importantes pérdidas de memoria desde hacía años, decía continuamente cosas incoherentes, se autolesionaba e incluso llegó a dejar notas de suicidio.