Concluye la ‘operación Atalaya’ con un total de catorce detenidos

Getafe. La Guardia Civil desmantela un laboratorio en construcción que iba a utilizarse para fabricar éxtasis a gran escala.
E. G.

La Guardia Civil de Salamanca ha dado por concluida la operación Atalaya, tras detener a catorce personas, entre ellas el considerado líder de la banda, Amancio G. C., alias El Rubio. Además, también se ha conseguido desmantelar un laboratorio en construcción, que según las sospechas de los agentes sería utilizado para fabricar éxtasis a gran escala, ante las grandes dimensiones de los recipientes.

El subdelegado del Gobierno, Jesús Málaga, explicó que el pasado martes el equipo de delincuencia Organizada de la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca procedió al registro de una vivienda ubicada en la localidad madrileña de Getafe. En dicho registro, se hallaron sin haber sido utilizados aún, diversas piezas o componentes de un laboratorio en construcción, que según sospechan los agentes, sería utilizado para la fabricación de éxtasis. Al respecto, Málaga explicó que no es frecuente la aprehensión de esta clase de “ingenio” en España, descubriéndose uno o dos al año, ya que la norma general es que esta droga, el éxtasis, se importe ya elaborada desde otros países europeos, como Holanda.

Además de esta incautación, el pasado miércoles se llevó a cabo la detención en el barrio España, en Valladolid, de L. M. L., vallisoletano de 35 años, que ya en febrero intentó ocultarse modificando sus hábitos de vida. Los investigadores le atribuyen una posición destacada dentro del organigrama de la organización, en concreto, como un hombre de confianza de El Rubio.

En las distintas fases de la operación, se han incautado de cerca de cinco kilos de heroína y cocaína; varios kilos de una gran variedad de sustancias utilizadas para manipular la droga, así como utensilios para ello; piezas y elementos de laboratorio; varias armas de fuego de 9 mm con munición, vehículos a motor; documentación usada para identificación falsa; teléfonos y material informático, dinero en efectivo y documentos de interés policial.

Por último, Málaga señaló que con este desmantelamiento “se considera descabezada una de las organizaciones más activas que introducía droga en Castilla yLeón y que podía mover millones de euros”. La droga se distribuía principalmente en el barrio de los Pajaritos, en valladolid, Buenos Aires, Salamanca y Ciudad Rodrigo. Llegando también a distribuirse en Cáceres y Portugal.

Por su parte, el comandante 2º jefe de la Guardia Civil de Salamanca, Jesús Vicente Torresano Muñoz, avanzó que aunque esta operación se ha dado por cerrada, la información recopilada por las Fuerzas de Seguridad tras los registros y detenciones, será utilizada en nuevas operaciones en el futuro.

Por último, Torresano destacó que con esta operación se ha desmantelado uno de los grupos “más afamados”, es decir, los que tenían una mayor difusión en la sociedad salmantina y vallisoletana. Además, avisó de que “se dispone de mucha información que se utilizará en nuevas operaciones”.