Concluye la instalación de placas solares en la azotea del polideportivo

Éxito de la iniciativa. Los diez jóvenes integrantes de la Escuela Taller de Energía Fotovoltaica y Térmica han sido los encargados de habilitar una estructura que comenzará a funcionar a partir del próximo día 10
Lorena Lago
Ll director de la Escuela Taller de Energía Fotovoltaica y Térmica de Santa Marta de Tormes, Juan José Barroso y la concejal del área, Chabela de la Torre, fueron los encargados de presentar ayer las placas solares que empezarán a funcionar a partir del día 10 en el polideportivo municipal.

En la azotea de este edificio se han colocado un total de cuatro placas solares cuya finalidad será la de calentar el agua para las duchas y los vestuarios. Se trata de unas placas selectivas, de dos metros cuadrados de extensión cada una que actuarán como calderas que calienten el agua, la impulsen hasta un depósito de 500 litros de capacidad para posteriormente pasar a calentar el agua.

De igual manera, según confirmó el director de la Escuela Taller, “se ha instalado una caldera de gas, que servirá como apoyo para aquellos días más fríos en los que la energía solar no caliente lo suficiente”.

La próxima de las obras que estos diez jóvenes inscritos en el taller realicen será la instalación de una placa térmica, junto a un depósito con capacidad para 150 litros, en la Escuela de Idiomas. Con ésta, serán tres los edificios municipales en que se habiliten unas placas que cumplen con los principales requisitos de resultar limpias y respetuosas con el medio ambiente.

El proyecto que se ha iniciado con estos chicos, según explicó Juan José Barroso, “concluirá el próximo 31 de octubre con un balance muy positivo puesto que los objetivos que se establecían al principio se han cumplido”. A este respecto, el director de la Escuela Taller también confirmó que los integrantes del taller que superen el programa recibirán un diploma no sólo del Ayuntamiento, sino también del Ecyl en el que se incluirán las modalidades en las que han trabajado durante el programa.

De igual manera, estos diez chavales han recibido un curso de riesgos laborales, así como otro con la intención de que puedan conseguir la tarjeta profesional de la construcción, que será obligatoria en la Comunidad a partir de 2011.

Asimismo, una vez que la Escuela-Taller esté próxima a su finalización se contactará con empresas del sector para ponerlas en contacto con los alumnos que hayan adquirido los conocimientos y habilidades necesarias y puedan estar interesadas en su contratación.

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes ha apostado, como confirmó la edil de Economía y Hacienda por un proyecto que cada vez se impone en un mayor número de edificios. Y es que como corroboró el director de la Escuela-Taller, Juan José Barroso, destaca “la gran importancia de estas energías que permiten un ahorro de entre el 50 y el 75 por ciento con respecto a las energías tradicionales y es un campo que está todavía por despegar”.

El proyecto está subvencionado con 133.072 euros por el Servicio Público de Empleo de la JCYL, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo de un 80%. El Ayuntamiento de Santa Marta aporta al total del proyecto 44.386 euros para la ejecución de las instalaciones.