Concepción Miguélez: "Hay que ser cautos... pero la visita del Papa a Alba de Tormes sería el mejor colofón"

Concepción Miguélez (Foto: Chema Díez)

La alcaldesa de la villa ducal habla sobre la preparación de la localidad con motivo del V Centenario de Santa Teresa de Jesús ante la llegada de miles de peregrinos a la localidad.

Alba de Tormes espera 'volver' al año 1982 con la visita del entonces Papa Juan Pablo II a la villa ducal. 33 años después, puede producirse el mismo acontecimiento con diferentes protagonistas, ya que sería el Papa Francisco el encargado de dejar su impronta en la localidad albense con motivo del V Centenario de Santa Teresa de Jesús.

 

De hecho, para Alba de Tormes sería un hecho de nuevo histórico, aunque prefieren acoger la noticia de la posible visita del sumo Pontífice con cautela pero a la vez con optimismo. "Ante todo debemos ser cautos porque no existe una confirmación oficial, pero no cabe duda de que la visita del Papa Francisco sería algo magnífico y el colofón para corroborar el V Centenario de Santa Teresa de Jesús. Sería algo muy bonito".

 

Así lo indica la alcaldesa de la villa, Concepción Miguélez, quien no esconde su deseo de que este acontecimiento histórico vuelva a tener lugar en Alba de Tormes. "Siempre pensamos en positivo, pero si por alguna circunstancia al final no pudiese realizar la visita a la localidad, sería una pequeña decepción, no vamos a engañarnos", afirma.

 

No en vano, la primera edil del municipio albense tiene claro que ante todo, Alba de Tormes está preparada para los peregrinos. "Estamos trabajando muy duro y preparando todo para que los peregrinos que aquí vengan se sientan lo mejor posible y puedan visitar el sepulcro de Santa Teresa y el Museo Carmelitano", destaca, al tiempo que reconoce que todo va más allá.

 

"Y por supuesto, además de algo tan importante como el V Centenario de la santa, queremos que los peregrinos descubran todas las bondades de Alba de Tormes, como son su patrimonio cultural y natural y, como no, su gastronomía, ya que todos los establecimientos hoteleros y de restauración se están preparando para la ocasión", reconoce.

 

Y es que, 2015 será un año histórico para Alba de Tormes, pero puede serlo aún más si el Papa Francisco cumple con su 'medio' promesa de visitar de manera oficial la villa ducal.