"Con otro entrenador y otros compañeros, a lo mejor hubiera perdido el ánimo"

El delantero charro está muy orgulloso del equipo y confiesa que tiene ‘mono’ de fútbol

Sergio Sánchez Gómez, Garban, tiene ‘mono’ de fútbol, o por lo menos eso es lo que se desprende de sus palabras. Son ya muchos, demasiados meses alejado de los terrenos de juego por una hernia discal que le hará perderse toda la temporada, porque “prefiero no arriesgar para estar bien de cara al año que viene”.

Una nueva temporada en la que formará parte activa del Guijuelo, equipo con el que ha renovado un año más, casi seguro por su empeño y el del míster (aún no se sabe su futuro), pero que solo tiene buenas palabras para él como futbolista y como persona. Asegura que le da rabia no poder disfrutar en el campo del buen momento del equipo.

No en vano, el Guijuelo es quinto en la tabla, pero… ¿dónde estaría ahora con Garban jugando cada domingo?

¿Cómo va el proceso de recuperación de la lesión de espalda?
Voy un poco mejor, pero se trata de un proceso muy lento aunque cada día me encuentro más recuperado. Los tiempos se han alargado más de lo normal pero hemos preferido no arriesgar para poder estar en perfectas condiciones de cara al año que viene.

Se va a perder toda la temporada, ¿cómo lleva este hecho un futbolista?
La verdad es que es demasiado tiempo y se hace muy largo, pero se trata de una lesión complicada en la que los médicos dijeron que la hernia no era tan grande como para operar, por lo que he seguido un tratamiento y sigo trabajando en el gimnasio y con el fisio cada día.

Pese al año en blanco, has llegado a un acuerdo con el club para renovar una temporada más. Eso es confianza…

Estoy muy contento por poder seguir un año más en el Guijuelo y más aún después de haberme perdido esta temporada y lo único que quiero es recuperarme bien, seguir aquí y realizar un buen año para ayudar al equipo.

Imanol Idiakez siempre ha hablado maravillas de ti en los aspectos personal y deportivo…

El míster tiene una muy buena relación conmigo y siempre ha estado muy pendiente de mí y me ha dado muchos ánimos para que me recupere. Con otro entrenador a lo mejor hubiera perdido el ánimo y tengo mucho que agradecerle igual que al resto de mis compañeros, claro.

Quintos en la tabla y jugando bien al fútbol, ¿cuál es el secreto?

Idiakez ha dejado clara su filosofía de fútbol desde el principio con el objeto de tener el balón y jugar al fútbol, hecho que ha llevado al equipo a estar dónde está, porque hemos sabido asimilar los conceptos de fútbol que quiere el entrenador. Además, otro aspecto muy importante es la buena sintonía en el vestuario y entre los compañeros, que es clave para estar donde estamos.

¿Qué opciones tiene el equipo de conseguir algo más que la permanencia?
Lo más importante es conseguir los 45 puntos que nos den la permanencia, y una vez conseguidos ya se verá porque aún quedan muchos partidos por disputarse.

Lo de los 45 puntos os lo ha inculcado bien el míster…
Sí, la verdad es que tenemos que tener los pies en el suelo y aunque parezca repetitivo es así. Lo primero son los 45 puntos y luego seguiremos luchando por lo que podamos, pero hay que ir partido a partido, ésa es nuestra filosofía.

¿Cómo valoras el Grupo II? ¿Es tan duro como parece?
Sigo pensando que es el grupo más fuerte de todos debido a la dureza de todos los equipos del norte, ya que muchos de ellos han estado en Primera o si sitio natural es la Segunda División, y eso hace que tenga aún más mérito lo que estamos consiguiendo este año.

Uno de esos equipos históricos es la UDS; ¿cómo valoras su situación esta temporada?
No lo están teniendo fácil ni en los despachos ni en el terreno de juego. Pero está claro que es un equipo histórico y su sitio está en Segunda División y desde aquí quiero darles fuerza para que lo consigan porque se lo merecen.