Con la crisis llega el ahora o nunca para los jugadores ‘de la casa’

MÁS PRESENCIA LOCAL. Ocho salmantinos, siete de la cantera, en la pretemporada del equipo
T. S. H.

Los problemas económicos que tiene la UDS para fichar permiten que ahora, más que nunca, los jugadores de la cantera tengan alguna posibilidad de dar el salto al primer equipo. En total son ocho los jugadores salmantinos que están realizando la pretemporada a las órdenes de Óscar Cano, de los que siete se han formado, en su mayoría, en la cantera del Salamanca –Kike lo hizo en la del Santa Marta–, aunque sólo tres tienen contrato –el propio Kike, Toti y Carlos–, y los dos primeros son los que más oportunidades han tenido e incluso fueron vitales en la última temporada.

Kike y, sobre todo, Toti, que estuvo en la órbita de varios equipos antes del verano y ha iniciado las conversaciones para su renovación, son el espejo en el que sus compañeros se miran. Para el portero Mario ya es habitual entrenar con la primera plantilla puesto que lo hizo durante toda la temporada pasada, aunque después jugaba con el filial y la idea es que repita experiencia esta temporada en la que con Biel y Bernabé en el equipo es difícil que pueda llegar a tener minutos.

También Sito Cruz ha tenido alguna oportunidad de trabajar con el Salamanca antes de salir cedido al Guijuelo. Con los laterales bien reforzados, de hecho fueron los primeros fichajes que realizó Balta, tampoco será fácil que encuentre minutos y no se descarta una nueva salida en calidad de cedido –o él o Carlos tendrán que buscar esos minutos fuera porque hay demasiada competencia en su puesto–.

El que sí parece que se va a quedar en la primera plantilla es José Ángel. Su reubicación la pasada temporada como central resultó un éxito y como tal se quedará después de negociar su continuidad en el club. Es polivalente y también puede actuar como centrocampista pero los informes y los primeros entrenamientos han convencido de que puede ser el cuarto central de esta temporada. Por último Javi parece llamado a convertirse en la última perla de la cantera. El juvenil, al que han pretendido conjunto como el Real Madrid, el Atlético o el Zaragoza, finalmente se quedará en el Salamanca –las condiciones de su contrato se están negociando ahora–. Durante el año entrenará con la primera plantilla, jugará en las categorías inferiores aunque si disputa un número determinado de minutos con el primer equipo pasaría a formar parte de él.