Con el verano llegan las vacaciones... y algunos peligros

La Junta alerta de los “peligros” estivales para la salud, como intoxicaciones alimentarias, problemas en zonas de baño y la exposición al sol

La llegada del verano supone el aumento de temperaturas, y con ello el incremento de las actividades al aire libre y desplazamientos, suponiendo más riesgos para los ciudadanos en la preservación de su salud.

Así lo ha subrayado en Salamanca el director general de Salud Pública, Agustín Álvarez Nogal, junto al delegado territorial de la Junta, Bienvenido Mena, quien ha dado a conocer las principales actuaciones previstas por la Administración regional dentro del Plan Estival 2012.

Dentro de las iniciativas organizadas, el Servicio de Salud Pública hará hincapié durante las próximas semanas en las “buenas prácticas en la manipulación de alimentos para evitar intoxicaciones. En este sentido, Castilla y León registró en 2011 un total de 32 brotes epidemiológicos y 373 afectados, frente a los 47 brotes y 787 afectados del año anterior.

En cuanto a las actividades al aire libre, la Junta intensificará la vigilancia en zonas de baño en ríos y zonas lacustres censadas, que son 28 en la Comunidad, con provincias como Salamanca donde solo hay un único enclave, que es el Puente de Congosto.

Respecto a las piscinas de uso público, hay 939 en la región, que serán protagonistas de controles periódicos y analíticas continuas para comprobar las condiciones higiénico-sanitaras de las instalaciones.

Álvarez Nogal ha destacado también la importancia de que los usuarios tomen las precauciones idóneas en relación con la exposición a vectores y al sol. En cuanto a la exposición a vectores, ha animado a usar ropas adecuadas y repelentes contra las picaduras de insectos.

Además, ha reseñado las atenciones a viajeros, desde aquellos que pasan por Castilla y León en itinerarios como el Camino de Santiago hasta los ciudadanos de la Comunidad que tienen previsto viajar a países en los que se precisa vacunación extraordinaria.

EN SALAMANCA

Aprovechando su visita a Salamanca, el director general de Salud Pública ha explicado que la provincia salmantina no cuenta con temperaturas máximas y mínimas en verano que centren una especial atención.

En cuanto a los brotes por intoxicaciones, Álvarez Nogal ha destacado que Salamanca sumó en 2011 cuatro brotes que afectaron a 47 personas, de las que una necesitó hospitalización para su tratamiento.

Respecto a piscinas de uso público, Salamanca cuenta con 150 censadas, de las que 125 son públicas y el resto de iniciativa privada. En ellas, el año pasado se realizaron 691 visitas y se levantaron 362 actas.