Con el lema de ‘Impossible is nothing’ por bandera

Avenida busca un triunfo de oro en Turquía (Chema Díez)

Es el momento de echar el resto en Europa. Perfumerías Avenida tiene pocas opciones de clasificarse y estas pasan por hacer una machada así que la plaza para intentarlo es Estambul en su partido ante el Galatasaray. Enfrente un equipo plagado de estrellas pero el optimismo después de recuperar sensaciones está del lado azul.

Cambio de chip para Perfumerías Avenida que después de la victoria frente a Rivas Ecópolis y de confirmar que ha recuperado sensaciones se enfrenta ahora al tremendo reto que se le plantea en la Euroliga. Con la clasificación casi imposible sólo cabe esperar que el equipo salmantino realice una machada y consiga vencer a uno de los ‘gigantes’, Galatasaray o Ekaterinburg, al margen de sacar adelante un partido más factible como el de Zagreb.

 

Es difícil, complicadísimo pero si Adidas vio triunfar la campaña con el lema ‘Impossible is nothing’ (no hay nada imposible) es porque esa máxima ha tenido mucho ejemplos en esto del deporte. Lo primero que hay que hacer es intentarlo y con ese espíritu ha viajado la plantilla de Perfumerías Avenida a Estambul donde este miércoles se medirá al poderoso Galatasaray.

 

Hay quien se agarra a la derrota que sufrió el equipo turco hace un par de semanas frente a Polkowice para recordar que es un plantel formado por ‘humanas’ que fallan, aunque es cierto que aquel duelo lo afrontaron después de haber ganado la Copa turca, con la consiguiente celebración, y sin una de sus referencias en la zona,  Sylvia Fowles.

 

La norteamericana forma junto a Wauters y Lyttle un interior temible, aunque si se mira hacia fuera también dan ganas de temblar ante la presencia de exteriores como Whalen, Alben, que está haciendo una gran temporada, o la felizmente recuperada Alba Torrens.

 

Es un equipo hecho para ganar la Euroliga pero toca evadirse de eso y afrontarlo como un igual y así lo intentará la plantilla de Perfumerías Avenida y más todavía después de la confianza que ha cogido el equipo en las últimas semanas.

 

Son ya varias victorias consecutivas y los cambios después de Navidad parecen haber dado otro aire al equipo que sabe que sus grandes retos están en las competiciones nacionales pero que no renuncia a agotar todos sus recursos en Europa.

 

Lapeña contará con toda la plantilla para este encuentro –excepción hecha de Ferrari que no puede participar en Euroliga-, y pese a las apenas dos sesiones de trabajo que ha habido para preparar el duelo, los detalles están atados y de lo que hay ganas es de que se lance el balón al aire.

 

El encuentro comenzará a las 19.00 horas en Turquía, las 18.00 en nuestro país.