Completado un 20 por ciento del saneamiento sin incidencias

Revisión de expedientes. La Junta de Castilla y León hará efectivas las indemnizaciones a algunos de los ganaderos afectados, aunque la cuantía no compensará las pérdidas causadas por la vacunación
CHEMA DÍEZ

El saneamiento ganadero ha completado ya un 20 por ciento del total de las explotaciones de la provincia y camina con la tranquilidad por bandera, salvo contadas excepciones, y sin sobresaltos en la cabaña ganadera salmantina.

Así, y cuando se cumple un mes desde el inicio de la vacunación, el revuelo de otras campañas ha dejado paso a una mayor agilidad en los trámites salvo un grupo de ganaderos que se negaron a vacunar, pero que según pudo saber este diario, deberán ajustarse a la normativa que se rige desde la Unión Europea y que el Ministerio del ramo encomienda a la Junta de Castilla y León. Algunos de los casos están además en manos de los abogados que con toda probabilidad obligarán a cumplir la legalidad vigente al ganadero en cuestión.
“La provincia cuenta con más de 6.000 ganaderos y que existan problemas es normal, pero nada que no se solucione sin más dilación”, apuntan desde el saneamiento. Asimismo, hay que destacar que la consejería de Agricultura y Ganadería sigue estudiando los expedientes que prometió en la última mesa ganadera a las organizaciones agrarias, y sí concederá indemnizaciones a los ganaderos afectados, no a todos, ni en la proporción justa para cubrir las pérdidas. Aún no se conoce el montante total que invertirá la Administración en este apartado pero las ayudas llegarán tal y como prometió el director general de Producción Agropecuaria, Baudilio Fernández Mardomingo.

Grupos de reuniones
Por otro lado, varios alcaldes de la provincia de Salamanca siguen manteniendo contactos y reuniones para impedir la vacunación de sus animales por temor a que pase lo de otras campañas con el fallecimiento o debilitamiento de sus cabezas de ganado. Así, en la jornada del miércoles, varios alcaldes de la mancomunidad de Tamames mantuvieron un encuentro en el que abordaron esta cuestión, y lo mismo se hará en otras zonas de la provincia. El objetivo es hacer llegar un escrito a la consejería de Agricultura y Ganadería en Valladolid para intentar hacer más fuerza, pero la ley hay que cumplirla.

Por su parte, desde la Asociación de Ganaderos 19 de Abril agradecieron a los alcaldes de la provincia su apoyo al sector “en un momento como el actual manifestando su punto de vista a la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino por los problemas que se derivan de la vacunación obligatoria de lengua azul”. Asimismo, destacan la importancia para el sector ganadero, “por que los representantes de los municipios de la provincia se impliquen, apoyando y respaldando la demanda del 100% de las asociaciones ganaderas de vacuno con respecto a la vacunación obligatoria de lengua azul”.

Por el momento se desconoce si esta postura contraria a la vacuna seguirá su curso definitivo en todo el territorio o se trata de hechos aislados que sólo entorpecen la labor de saneamiento, porque los ganaderos saben cuál es la postura de la Administración: cumplir la ley.