Cómo salir a ganar sabiendo que el club tiene el relevo preparado

¿Y SI GANA? El Guijuelo visita al Izarra con la cabeza de Crego en juego; la directiva estará en la grada y Fabri en casa, esperando una llamada, para cerrar su fichaje por los chacineros pero, ¿y si se gana?
D. G.

Dicen las malas lenguas, y parece que es cierto más que nada porque nadie del club lo ha negado (el que calla, otorga) que Crego tiene las horas contadas pero, ¿y si su Guijuelo gana hoy al Izarra? ¿Y si los directivos desplazados hasta Estella tienen que tragarse sus dardos hacia el entrenador que ha encaminado hacia la consolidación el fútbol en la villa chacinera? ¿Lo harán?
El conjunto chacinero rinde visita hoy al Izarra, uno de los equipos de la zona peligrosa de la clasificación, con la idea de sumar los tres puntos y encadenar dos victorias, después de la conseguida el pasado fin de semana ante el Pontevedra. Precisamente, aquel partido dejó con la miel en los labios a quienes hoy tendrán los dientes afilados para hacer historia de Crego, algo que llevan deseando desde hace meses. Fabri espera una llamada en su casa para hacer efectivo el casi acuerdo que tiene con la entidad chacinera.

Pero en la plantilla, que sí está del lado del técnico, no quiere dar su brazo a torcer y está dispuesta a poner todo de su parte para doblegar hoy al Izarra y poner en un aprieto a los detractores del entrenador. Un campo complicado y un rival que se ha reforzado bien son los obstáculos que deben superarse.

El técnico del Guijuelo, al que hace un mes le prometieron un delantero y aún no ha llegado, cuenta con la baja de Leroy, sancionado, mientras que ha recuperado a Txoperena, que tenía molestias pero podrá jugar. Deja en casa a Sito, Víctor y Adrián. Mientras, el que vuelve es Óscar Martín, que se perdió el anterior encuentro contra el Pontevedra por sanción. Podría repetir Crego el dibujo con tres jugadores en ataque que tan buen resultado le dio ante los gallegos, aunque debido al potencial ofensivo del conjunto navarro, quizás lo más adecuado sea resguardar el centro del campo. Si los chacineros suman los tres puntos, no lograrán ascender puestos en la clasificación, aunque sí conseguirían aumentar la renta con los equipos que vienen pisándoles los talones y que marcan el límite con el peligro. Pero, sin duda, el triunfo interesa más que nadie a Crego. Aunque sólo sea por alargar un poco más su vida en el banquillo chacinero y dejar con las ganas a más de uno.