¿Cómo pedirle a tu jefe un aumento de sueldo?

Sueldo

Pedir un incremento del sueldo no siempre resulta tarea fácil pero hay circunstancias que no debes dejar escapar y pasos a seguir antes de hacerlo que no debes pasar por alto. 

Antes de que vayas a recursos humanos a pedir un aumento, debes saber que las empresas estipulan los salarios en función de los resultados obtenidos o de la estructura salarial en el caso de las multinacionales. Por otra parte, las revisiones salariales se producen en circunstancias importantes del negocio así como en los casos donde tiene lugar un cambio en las responsabilidades. ¿Cómo pedirle a tu jefe un aumento de sueldo?

 

Aquí te proponemos una serie de pasos a seguir.

 

1.- ANÁLISIS PREVIO

 

Para poder pactar con éxito una subida salarial es muy importante examinar la forma en la que vamos a hacerlo. Es decir: cómo y por qué. Preguntas como ¿cuál es mi peso dentro de la empresa? o ¿qué papel juego dentro de ella? Son aspectos a tener en cuenta antes de exigir este tipo de cosas.

 

Analizar la competencia para saber cuanto cobran personas con tú mismo puesto de trabajo así como la cantidad de profesionales con tu especialidad, son aspectos a tener en cuenta ante este una petición tan difícil.

 

2.- ELEGIR EL MOMENTO ADECUADO

 

Una de las virtudes que se requieren en estas situaciones es la pertinencia. Formalizar la entrevista en un ambiente favorable, sin distracciones donde el superior y tú podáis hablar tranquilamente. Evita a toda costa los momentos de descanso y los encuentros en el pasillo.

 

En el caso de que vayan a tener lugar próximamente revisiones salariales o estés realizando un proyecto muy importante, es aconsejable que esperes.

 

3.- HACERLO POR ESCRITO:

 

Una vez que se han meditado detalladamente los argumentos, es muy importante exponerselos al jefe por escrito. En él tienes que mencionar sin entrar demasiado en detalles la propuesta, remarcando los puntos a favor, siempre de forma razonada y teniendo en cuenta la cultura empresarial de la misma.

 

4.- CÓMO EXPONER LOS ARGUMENTOS

 

Antes de comenzar la negociación, es conveniente conocer la opinión que el jefe tiene sobre ti. Cuestiones como ¿qué percepción tiene de mí? o ¿valora mi progreso? resultan clave.

 

Una vez que tenemos esta información, es cuando entran en juego las habilidades comunicativas. El poder de convicción y la capacidad de reacción son virtudes que debes explotar al máximo. Es importante plantear el tema de la subida usando argumentos positivos. No debes olvidar que la actitud con la que se empieza la negociación determinará el resultado.

 

ERRORES MÁS FRECUENTES

 

Durante la charla hay una serie de fallos que no debemos cometer, si queremos lograr la subida salarial. Uno de ellos es plantear subidas salariales desorbitadas. Hay que ser realista y plantear un incremento razonable o de lo contrario, lo único que conseguiremos es que nuestra petición no salga adelante.

 

Utilizar motivos personales, amenazar con otra oferta de trabajo o la inflexibilidad a la hora de plantear una opción B, son errores muy comunes.

 

"Anticipar el fracaso no es motivante para nadie que haya hecho un esfuerzo por ganar u obtener algo. Pero negociar sin saber qué se puede hacer en caso de que la negociación no prospere es también peligroso, puesto que uno se arriesga a verse obligado a aceptar (a disgusto) unas condiciones poco satisfactorias a falta de una alternativa" señala Maurice A. Bercoff, experto en negociación.

 

Si a pesar de todos los esfuerzos no se consiguiera la subida salarial, no hay que desanimarse. Puede que la empresa busque otras formas de retribuirte. Una posible vía son las prestaciones en especie, tendencia al alza en España. Estas compensaciones pueden ser cursos de formación, vacaciones o un coche de empresa.