Comienza el juicio contra Fermín Vila Michelena, el etarra que preparaba sus atentados desde Salamanca

Vila Michelena

El etarra Vila Michelena permaneció oculto en un 'piso franco' de Salamanca, mientras se preparaban en 2001 atentados contra el subsecretario de Política Científica, Juan Junquera, dos concejales del PP de Madrid o un magistrado del Tribuna Supremo. 

La Audiencia Nacional juzga a Fermín Vila Michelena, detenido en junio de 2010 en Belfast (Irlanda del Norte), por robar el vehículo que el 'comando Madrid' de la banda terrorista ETA hizo estallar en la calle Corazón de María de Madrid el 6 de noviembre de 2001 con el objetivo de acabar con la vida del subsecretario de Política Científica, Juan Junquera, que salió ileso, si bien 95 personas resultaron heridas.

 

La Fiscalía pedirá a la Sección Tercera de la Sala de lo Penal que condene a Vila Michelena por cuatro delitos de conspiración para asesinato terrorista, uno de participación en organización terrorista, otro de depósito de armas de guerra y municiones, además de tenencia de explosivos y robo de vehículo a motor con finalidad terroristas, por los cuales solicita 43 años de cárcel.

 

En su escrito de conclusiones provisionales, el Ministerio Público considera que Vila Michelena robó, junto a la etarra Ana Belén Egües, el 6 de septiembre de 2001 un vehículo de marca Renault que el comando utilizó en el atentado contra Junquera, a quien había intentado asesinar en varias ocasiones.

 

Según el fiscal, Vila Michelena permaneció en un 'piso franco' en Salamanca junto a los etarras Manex Zubiaga y Lexuri Gallastegui hasta que regresó a Francia el 20 de octubre de 2001.

 

El acusado efectuó vigilancias sobre un magistrado del Tribunal Supremo, el consejero del Tribunal de Cuentas Juan Velarde y dos concejales del Partido Popular en Madrid, Adriano García y María Antonia Suárez.