Comienza el espectáculo de las Fuentes del Palacio de la Granja

Fuentes Monumentales de los Jardines del Palacio de La Granja (Segovia)

La temporada de funcionamiento de las Fuentes Monumentales de los Jardines del Palacio de La Granja (Segovia) comienza este sábado, 4 de mayo, día a partir del cual correrán todos los miércoles, sábados y domingos a partir de las 17.30 horas

En esta campaña estarán en funcionamiento los conjuntos más próximos al Palacio. Así, se podrá disfrutar de los juegos de agua de La Carrera de Caballos, La Cascada Nueva, Los Vientos y La Fama.

 

   Para la nueva temporada Patrimonio Nacional no prevé alternar grupos de fuentes, de manera que serán siempre esas cuatro las que estarán en marcha en los días señalados. Además, tampoco está previsto que funcionen durante los días festivos, según han informado a fuentes de la institución que gestiona el Palacio y los Jardines.

 

   Los días 30 de mayo (San Fernando), 25 de julio (Santiago Apóstol) y 25 de agosto (San Luis) se sumarán no obstante otros conjuntos. Así, como es habitual en estos días señalados, junto a La Cascada Nueva, Los Vientos, La Carrera de Caballos y La Fama correrán también El Canastillo, Las Ranas y Los Baños de Diana.

 

   Como cada año, la puesta en funcionamiento de las Fuentes Monumentales dependerá de las reservas de agua disponibles y de la inexistencia de restricciones al respecto.

 

   En total, el parque cuenta con 26 fuentes, aunque habitualmente corren menos de una decena de manera alterna. Los conjuntos, construidos en plomo pero pintados imitando el bronce, están inspirados en la mitología clásica e incluyen deidades, alegorías y escenas mitológicas.

 

   Los juegos de agua y las esculturas de las fuentes se han convertido en las grandes protagonistas de los Jardines. La abundancia de agua fue el mayor atractivo para Felipe V, gran aficionado a la caza, que se hizo en 1718 con La Granja para hacer de ella un Real Sitio.

 

   Esta abundancia permitía llenar el espacio de conjuntos espectaculares sin problemas de abastecimiento o de bombeo como ocurría en Versalles (Francia).

 

   La construcción de un gran estanque --denominado 'El Mar'-- y de otros seis más pequeños y el tendido de varios kilómetros de cañerías de tubos de hierro constituyen la parte más importante del sistema hidráulico, cuyo funcionamiento permite que los surtidores alcancen alturas de hasta 40 metros.

 

   Las esculturas que adornan las fuentes constituyen por su parte el conjunto decorativo francés más amplio y mejor conservado de los realizados a principios del siglo XVIII. Su creación se debe a René Fremin y Jean Thierry.