¡Comida para 4.000 bocas!

Durante el banquete se repartieron 165 kilos de lentejas y 275 de carne de morucha
E. Bermejo

Entre 3.500 y 4.000 personas se dieron cita ayer en la plaza de España de Villamayor de Armuña para disfrutar de un menú de día de auténtico lujo, compuesto por un rico guiso de lentejas de La Armuña y carne de morucha de la tierra.

Nada menos que 165 kilos de legumbres y 275 de chicha, se repartieron ayer entre los asistentes a esta pantagruélica comida que se ha convertido ya en un clásico para los vecinos de la localidad y que se celebra el penúltimo día festivo, pues cabe recordar que todavía queda una importante actividad para hoy, la subida de la Virgen de los Remedios, patrona de Villamayor.

La concejal Candi Egido no ocultaba ayer su satisfacción a la hora de hacer balance de las fiestas, de las que destacaba el buen tiempo que ha acompañado durante todos estos días, el magnífico ambiente y la alta participación. “Todo se ha desarrollado muy bien; ya estamos preparando las siguientes fiestas”, aunque luego incluyó un matiz: “Bueno, primero descanso de éstas, que falta me hace”.

La de ayer fue una jornada maratoniana en el municipio, cuyos vecinos disfrutaron a primera hora de una gran chocolatada que les puso las pilas para todo el día y les cargó de energía positiva para las muchas actividades que, pese a ser el último día de fiestas, todavía les quedaban por delante.

Así, los más pequeños disfrutaron del gran parque infantil con hinchables, tobogán, toro mecánico y muchas otras irresistibles atracciones. Mientras, los mayores se desplazaban a las casetas regionales, que han dado buena muestra de los folclores asturiano y andaluz durante todas las fiestas.

Además de la lentejada, también hubo vaquillas para todos en la plaza portátil, así como una actuación musical de la Casa de Asturias en Salamanca y una verbena inspirada en las décadas de los 60 y los 70, que sirvió para despedir el día.