Comerciantes del Mercado Central se niegan a moverse si el Ayuntamiento no paga ya el traslado

Mercado Central de Salamanca.

Un grupo de 25 empresarios del Mercado Central se niega a cerrar para empezar las obras hasta que no esté listo el traslado provisional a otros locales. Exigen que el Ayuntamiento de Salamanca se haga cargo desde el primer día de los gastos tal y como prometió.

Un grupo de empresarios del Mercado Central está dispuesto a bloquear el inicio de las obras hasta que el Ayuntamiento de Salamanca no cumpla con lo prometido: hacerse cargo desde el primer día del coste del traslado a un local provisional mientras dure la obra. Esta es la situación que ha surgido a pocos días de la fecha prevista para el cierre de la plaza de abastos, el próximo día 10 de enero, y con la que se puede retrasar el comienzo de una rehabilitación necesaria y con la que el Consistorio ha presionado a los comerciantes del mercado.

 

El movimiento ha surgido en los últimos días a raíz de los trámites para trasladarse de manera provisional a unos locales cercanos. Según ha podido saber TRIBUNA, esta posibilidad está sin concretar a falta de unos pocos días para el inicio de las obras a pesar de que ha sido un compromiso del Ayuntamiento de Salamanca con los empresarios. Ya a principios de 2014 el equipo de Gobierno mantuvo una reunión con los titulares de puestos para conminarles a iniciar las obras y se comprometió a asumir los gastos del traslado a unos locales donde mantener la actividad mientras duraran las obras. Una medida que paliaría el coste y la merma de negocio obligada por el cierre.

 

El compromiso se repitió el pasado junio en una de las reuniones previas en las que se acordó llevar a cabo las obras de rehabilitación, pero a la hora de la verdad los términos no son los acordados. Según varios empresarios, el Ayuntamiento de Salamanca pretendería que los empresarios se trasladaran donde quisieran y corrieran ahora con los gastos de mudanza y alquiler de los locales provisionales, y los compensaría más adelante cuando existiera partida presupuestaria para esta actuación. Los empresarios afectados, unos 25 que solicitaron a la asociación un local para trasladarse (se ofreció a la totalidad de comerciantes, pero no todos quisieron), consideran que con esta decisión el Ayuntamiento de Salamanca no solo incumple su promesa, sino que toma medidas que van directamente en contra de la promoción del empleo y el apoyo al comercio tradicional. Según fuentes de la asociación de empresarios, el compromiso del Ayuntamiento de Salamanca existe, pero tiene un componente de futuro.

 

Ante esta situación, los comerciantes afectados no están dispuestos a marcharse del Mercado Central el día 10 de enero y proponen posponer su marcha hasta el día en que esté preparado el local donde realizarán su actividad provisionalmente. Los consultados mantienen que no se oponen a las obras ni al traslado, pero quieren que se haga de manera que no se pierdan días de comercio. El local debe reunir las condiciones y tener las licencias necesarias, y empezar a tramitarlas ahora o dejar la mudanza para después del día 10 de enero retrasaría su apertura y dañaría a los empresarios.

 

Las obras del Mercado Central llevan esperando muchos meses ya que la tramitación del proeycto fue bastante tortuosa, en parte, por las reiteradas correcciones efectuadas desde el Ayuntamiento y la demora en su incorporación. El histórico edificio sufre de corrosión en sus pilares metálicos y requiere, además, de importantes modificaciones para mantener el permiso de apertura; las autoridades sanitarias exigen nuevos baños y el cierre total de la cúpula, entre otras medidas, para renovar la licencia.