Colapso matinal en los accesos a los puentes Juan Carlos I y Universidad

Imagen del montaje de los puestos en el Mercado Medieval (Foto: I. C.)

Las obras del puente Enrique Estevan y la nueva ubicación del Mercado Medieval, que obliga a cortar la Vaguada de la Palma, convierten Canalejas y las cercanías de la Estación de Autobuses en un 'embudo'.

Los salmantinos que han acudido a sus trabajos en torno a las 8 de la mañana por el paseo de Canalejas o la calle Peña de Francia han visto cómo el tráfico habitual de entrada y salida de Salamanca se ha multiplicado.

 

De hecho, en muchos casos, para salir de la ciudad por el paseo de Canalejas en sentido puente Juan Carlos I se han tardado más de 40 minutos por el tremendo embotellamiento existente.

 

Las razones, además de la vuelta a la normalidad de los ciudadanos, son básicamente dos: las obras del puente Enrique Estevan, que permanecerá cerrado seis meses para llevar a cabo su rehabilitación con motivo de la celebración de su centenario y el corte de tráfico de la calle Vaguada de la Palma con motivo del Mercado Medieval, que se celebrará del jueves 11 al domingo 14 de septiembre.

 

Éste es el primer año que se corta al tráfico esta vía de salida y entrada a la ciudad, ya que va a dar directamente al puente de Salas Bajas, ya que en anteriores ocasiones, los puestos de venta del Mercado se colocaban junto al Palacio de Congresos, sin obstaculizar la circulación.

 

En este caso, los puestos son más numerosos y se les ha permitido colocarse en la misma calle, desde el Palacio de Congresos hasta el instituto de la Vaguada, encima de la acera unos y en la zona destinada al aparcamiento de los coches, otros. 

 

montaje mercado medieval

Montaje de los puestos del Mercado Medieval (Foto: I. C.)