Colapso en la agropecuaria: otras ferias de España ya han cerrado inscripciones o presentado la documentación

Ferias como la de Valladolid (febrero), Lleida o Gijón (septiembre) ya han finiquitado contrataciones, han abierto el plazo de inscripción o trabajan desde hace meses para organizar un evento de este calibre.

La celebración de la nueva feria agropecuaria de Salamanca, cuya fecha está fijada del 4 al 8 de septiembre, sigue generando controversia dentro del propio sector. Tal es así que mientras otras ferias de renombre en el panorama nacional ya han cerrado contrataciones, cuentan con la documentación necesaria o saben la cifra de expositores que va a acudir y su espacio, la salmantina aún carece de todo este tipo de trámites indispensables para su celebración.

 

No en vano, y según confirmó TRIBUNA ante la opinión de expositores y propios técnicos de la Diputación, hasta este momento, y cuando faltan solo tres meses para el inicio de la feria, no existe absolutamente nada, más allá de los posibles compromisos verbales de las empresas que siempre acuden y que acudirán también a este certamen del que solo se conoce la fecha en la que tendrá lugar.

 

No hay que olvidar, que tras todos los problemas que han tenido lugar con las instituciones que formaban IFESA, es la Diputación la única encargada de organizar este evento después de su decisión de desprenderse del resto de socios

 

Esta situación no se da, por ejemplo, en otras ferias relevantes dentro del sector en el ámbito nacional, como las de Valladolid, Lleida o Gijón, para analizar diversos puntos de la geografía nacional.

 

En el primero de los casos, y quizá el más sangrante, como es el de la feria Agraria de Valladolid, ya se están cerrando contrataciones de cara a la edición de 2015 que se celebrará en febrero de ese año... cuando en la de Salamanca aún no se ha realizado ningún tipo de gestión. "Trabajamos desde que acaba la feria en febrero hasta otro año, pero con más ligereza desde 9 meses antes", señalan responsables de este certamen, que asegura que es casi "imposible que en tres meses se organice una feria empezando casi desde cero", para que ésta tenga éxito.

 

Esta feria también se organiza por la institución ferial de Valladolid formada por Cámara de Comercio, Ayuntamiento y Diputación.

 

En el caso de otras ferias de este sector como las de Lleida o Gijón, que se celebran a finales de septiembre, las gestiones de documentación, tramitación... así como el plazo para inscribirse las empresas ya se ha abierto o está a punto, pero cuentan con un trabajo detrás y un conocimiento del procedimiento.

 

Así, en el caso de la feria de Lleida, que cuenta con 350 expositores cada año, y está organizada por Ayuntamiento, Diputación, Cámara de Comercio y Generalitat, también se ha abierto el plazo de inscripciones y cuenta "con un grado de implicación máximo por parte de todos los integrantes de la misma y ahí radica su éxito", apuntan responsables de este certamen.

 

Por último, la Agropec de Gijón, que se celebra también en el mes de septiembre (26, 27 y 28, ya ha abierto el plazo de inscripciones y cuenta con muchas de ellas cerradas, mientras que los responsables de la feria aseguran que sería casi imposible "organizar un evento de este tipo casi desde cero en solo tres meses. Nosotros tenemos ya muchas cosas cerradas del año pasado y trabajamos desde mucho tiempo atrás", aseguran.

 

Así las cosas, la feria agropecuaria de Salamanca debe trabajar muy duro contra el reloj si quiere que este certamen, que contaba con gran prestigio, no decaiga, pero el tiempo se echa encima y aún no se conoce más que la fecha de celebración.