COAG y UPA rechazan la nueva PAC porque beneficia a "la agricultura especulativa"

Las organizaciones agrarias proponen una política de regulación de mercado y un nuevo sistema de pagos directos
Las organizaciones agrarias COAG y UPA han realizado esta mañana una valoración de la propuesta de reforma para la PAC, reforma que han criticado duramente porque consideran que beneficia a "los grandes propietarios y la agricultura especulativa" y perjudica a "los agricultores más activos". Así, han explicado que esta nueva PAC reduce las ayudas del primer pilar, que son las ayudas directas de la Unión Europea. Según ha explicado Aurelio Pérez, España "no sufriría mucho esta reducción, pero supone un grave problema de reparto interno".

Por ello, proponen una nueva política de regulación de mercado y un nuevo sistema de pagos directos. "Rechazamos esta reforma porque propone una financiación insuficiente en la que exigen más medidas y más requisitos pero reducen las asignaciones", ha explicado Aurelio Pérez. Y es que el tema de la financiación y los pagos es uno de los que más critican estas organizaciones agrarias. La nueva PAC propone un sistema de pagos directos desacoplados que, según COAG y UPA, "beneficia a las grandes explotaciones y perjudica a las explotaciones más productivas".

Además, critican que las explotaciones francesas reciban de media 15.000 euros y las alemanas unos 21.000 y las españolas se queden en poco más de 6.000 porque hay más beneficiarios "y luego tenemos que competir en el mismo mercado", afirman.

En este sentido, han criticado que se considere agricultor activo a aquellos cuyos ingresos procedentes de la agricultura suponen el 5% del total. Estas organizaciones defienden que se considere agricultor activo a aquellos agricultores profesionales cuyos ingresos por actividades agrarias supongan al menos un 25% del total y coticen en el régimen agrario de la Seguridad Social. Además, abogan por establecer un límite máximo a la cuantía que reciben las explotaciones y que estas dependan del nivel de empleo que cada una genera. "No se explica que una explotación pueda llegar a recibir un millón de euros, es necasario poner un límite y que este sea escalonado; así se acabaría con gran parte de la especulación en el sector, porque en el año 2010 alrededor de 46.000 esplotaciones recibieron ayuda económica de la PAC sin tener actividad económica".

Para dar a conocer esta reforma entre agricultores y ganaderos de la provincia, las organizaciones agrarias ofrecerán charlas informativas en diversos puntos de la provincia.

Asimismo, Aurelio Pérez ha hecho una defensa de un sector que considera estratégico para la economía y que su preservación garantiza la seguridad alimentaria en Europa. "Es un sector que genera empleo y riqueza en las zonas rurales y ayuda a la preservación del medio ambiente". Según ha explicado Pérez, las consecuencias de la PAC en Castilla y León "son desoladoras". En los últimos años han desaparecido cinco explotaciones diarias en la Comunidad y las organizaciones agrarias estiman que en los próximos años desaparecerá el 50% de los agricultores y ganaderos castellanos y leoneses. Y es que se trata de un sector "tremendamente envejecido y poco activo". Tan solo alrededor del 12% de los beneficiarios de la PAC tiene menos de 40 años. Por otra parte, el 35% de los profesionales que reciben ayudas tiene más de 65 años y el 23% más de 55 añosn "y son las edades en las que menos iniciativa y capacidad de innovación hay".