COAG y UPA abogan por “organizar y reestructurar” las unidades veterinarias y critican los rumores de desaparición

La Alianza por la Unidad del Campo tiene el compromiso de la Junta de estudiar estos servicios en la provincia

El futuro de las unidades veterinarias está en juego, y la Alianza por la unidad del Campo, formado por COAG y UPA, aboga por una “ordenación y reestructuración de las mismas”, pero mantiene una rotunda postura en contra de una posible desaparición “de acuerdo con los rumores que están saliendo a la luz y que no tienen ningún fundamento”.

Así, el secretario provincial de COAG, Aurelio Pérez, destacó que estas informaciones que salen sobre las unidades veterinarias de Alba de Tormes “no son ciertas y le pedimos a la alcaldesa de la localidad que deje de difundir esos rumores del posible cierre de estos servicios para los profesionales”, dijo.

De hecho, la petición a la alcaldesa de Alba de Tormes, Concepción Miguélez, se centran en que “defienda al sector agroagandero como procuradora en las Cortes que es e intente conseguir lo mejor para Salamanca en lugar de ir diciendo estas cosas”, destacó Pérez.

Por ello, COAG y UPA desean una “organización y reestructuración de las unidades veterinarias porque lo que tampoco es normal es que haya problemas de accesibilidad y que si una persona tiene problemas de movilidad y va en silla de ruedas, los funcionarios tienen que bajar a resolver los problemas abajo y eso, en los tiempos que corren no se puede permitir”, denunció Pérez.

Compromiso de la Junta de estudiar su funcionamiento
Además, la Alianza por la Unidad del Campo señala que han recibido el compromiso de la consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León del inicio de un estudio del funcionamiento de todas las unidades veterinarias de la provincia “para elaborar después un informe y con las propuestas de estas organizaciones, buscar la mejor solución posible para las unidades veterinarias; pero siempre consultándonos los pasos a seguir”, dijo.

Por tanto, para Aurelio Pérez es “imprescindible una centralización de los servicios porque no es de recibo que pueblos como Pedrosillo de los Aires dependa para unas cosas de una zona de Salamanca y para el resto, de otra. Hay que centralizar”, concluyó.

Por último, valoró la reducción del 31% del presupuesto del Ministerio de Agricultura como “alarmante” y teme que las ayudas de la Junta de Castilla y León vayan en el mismo sentido.