COAG - UPA alertan de riesgos en la cosecha de cereales en Peñaranda y La Armuña por sequía y altas temperaturas

Cereal, Cultivo

Se podrían perder más de 300.000 hectáreas si se cumplen las previsiones de falta de lluvia durante el mes de mayo en Castilla y León.

Los responsables de la Alianza por la Unidad del Campo, formada por UPA y COAG en Castilla y León, han advertido este lunes de las consecuencias de la falta de lluvias y de las altas temperaturas en la cosecha de cereal del sur de la Comunidad.

  

Según sus cálculos, se podrían perder más de 300.000 hectáreas si se cumplen las previsiones de falta de lluvia durante el mes de mayo lo que supondría una cosecha de cereales "catastrófica" para los agricultores del sur de Castilla y León.

  

"Cada día que pasa sin caer una sola gota de agua en los campos de la Región los cereales de determinadas zonas de nuestra Comunidad Autónoma se siguen secando, a lo que hay que añadir el problema añadido del fuerte ataque de hongos que sufren numerosas parcelas", han añadido los responsables de La Alianza, que han informado de que ya se ha comenzado a segar para forraje como alimentación de ganado y para poder aprovechar "lo poco que queda de un cereal que no tiene fuerza para espigar".

  

Según sus datos, las zonas más afectadas están al norte de la provincia de Ávila, las comarcas de Peñaranda y La Armuña, en Salamanca; Duero Bajo y Guareña, en Zamora; la comarca Sur y Centro de Valladolid, y las tierras más arenosas de la provincia de Segovia.

  

La Alianza ha diferencia la situación de la cosecha de cereal en el sur de la Comunidad de la de los pastos, "que aún conservan la humedad del invierno y su estado es normal, por lo que el aprovechamiento por el ganadero contribuirá a reducir el consumo de pienso".