COAG se reúne con Cultura para impulsar a la apicultura como Patrimonio de la Humanidad

El Consejo de Ministros de Agricultura de la UE aprobó recientemente un documento para tomar medidas que protejan “la salud de las abejas melíferas” por su vital contribución a la hora de frenar la pérdida de biodiversidad.
Representantes de las distintas regiones del Sector Apícola de la Coordinadora Agraria (COAG) se reúnen hoy con la Subdirección General de Protección de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura para solicitar el inicio del procedimiento ante la Unesco para que “las Abejas y la Apicultura” sean declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Esta actuación se enmarca dentro de la campaña de sensibilización que COAG viene desarrollando en los últimos meses por todas las Comunidades Autónomas para recabar el mayor número de apoyos posibles a esta candidatura. En palabras de Jose Luis González, responsable del sector apícola de COAG, la petición está totalmente justificada al ser las abejas melíferas -y los propios apicultores con su manejo- primordiales para la conservación y el mantenimiento de la biodiversidad, así como para el equilibrio natural del planeta. “A través de la polinización se garantiza la regeneración de los ecosistemas y la conservación de especies amenazadas (vegetales y animales), favoreciendo así la fructificación y la producción de semillas de especies cultivadas y silvestres”, aseveró González.