COAG reclama un 'stock' estratégico de aceite de oliva para garantizar precios "justos"

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha reclamado al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, que impulse en la UE la puesta en marcha de un 'stock' estratégico para el aceite de oliva "que dote de cierta estabilidad al mercado e impida situaciones indeseables para productores y consumidores".



MADRID, 5 (EUROPA PRESS)



En un comunicado, la organización ha explicado que, con este excedente de aceite, "se evitaría que las oscilaciones bruscas en los precios dificulten la rentabilidad de las explotaciones o afecten al consumo".

El responsable del sector del olivar de COAG, Gregorio López, ha asegurado que está demostrado que el sistema de almacenamiento privado es "ineficaz" mientras que no se actualicen los precios de activación. Por ello, cree que debe ir acompañado de un almacenamiento estratégico "más ágil y eficaz que pueda compensar las cosechas más reducidas, evitando problemas de desabastecimiento y dientes de sierra en los precios".

Según los datos de la Agencia para el Aceite de Oliva, la producción hasta el 31 de diciembre se situó en las 383.000 toneladas, menos de la mitad de las obtenidas durante la campaña anterior y un 31% inferior a la media de las últimas cuatro cosechas.

COAG prevé que durante esta campaña "difícilmente" se alcancen las 550.000 toneladas, "la cifra más baja desde el ejercicio 1994-1995, por lo que, con una cosecha tan corta, resultará complejo atender a la demanda que se ha generado en los últimos años".

Esta situación ha propiciado que, tras cuatro campañas con los precios de origen por debajo de los costes de producción, se haya experimentado una tendencia alcista desde el pasado mes de julio. No obstante, López ha apuntado que, a pesar de esto, los olivareros no obtendrán rentabilidad para sus explotaciones "porque la cosecha ha sido ruinosa y los costes fijos muy similares".

Por ello, COAG ha venido demandando a las distintas administraciones medidas fiscales y financieras "que sirvan para aliviar la precaria situación económica que arrastran los olivareros". Asimismo, la organización ha exhortado a los poderes públicos a mantener el nivel de exigencia y aumentar los controles en materia de calidad.