COAG denuncia un nuevo ataque de buitres y pide a la Junta indemnizaciones por vía patrimonial

"Mostramos nuestra satisfacción porque el Gobierno regional haya escuchado la petición realizada por LA ALIANZA UPA-COAG".

La ALIANZA UPA-COAG denuncia el ataque de buitres en las últimas horas a una explotación ganadera de la localidad burgalesa de Espinosa de los Monteros, que ha ocasionado la muerte de una vaca.

 

Se trata de un hecho más de estas características que cada vez es más frecuente en nuestra región, y que confirma el serio peligro que corren las explotaciones ganaderas de determinadas zonas de montaña.

 

Ante esta situación, la ALIANZA UPA-COAG exige a la Junta de Castilla y León que indemnice vía patrimonial los daños provocados por las aves necrófagas, al no ser especie cinegética, tal y como ocurre con los lobos al sur del Duero.

      

Además nuestra organización confía en que este mismo jueves el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León apruebe  el Decreto que desarrolla para nuestra comunidad el Real Decreto 1632/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la alimentación de determinadas especies de fauna silvestre con subproductos animales no destinados a consumo humano.

 

"Mostramos nuestra satisfacción porque el Gobierno regional haya escuchado la petición realizada por LA ALIANZA UPA-COAG semanas atrás en la Consejería de Medio Ambiente, en la que instábamos a la urgencia de publicar la normativa que recogiera las zonas remotas de la región en la que se podrán dejar los cadáveres de animales para que puedan alimentarse las aves necrófagas (buitres y otras especies rapaces)", señala COAG.

 

Esta declaración de zonas remotas en Castilla y León "permitirá que muchos ganaderos que se ubican en determinadas áreas, y bajo determinadas condiciones, puedan eliminar los animales muertos sin necesidad de llamar al servicio de recogida de cadáveres".

 

Esta petición que lleva realizando desde hace tiempo nuestra organización permitirá que muchos ganaderos puedan ahorrarse el coste del seguro de retirada de cadáveres, y también las molestias que acarrea el actual proceso de retirada en estos lugares que suelen ser de muy difícil acceso.

 

LA ALIANZA UPA-COAG considera fundamental que ante la gran cantidad de ataques de buitres a explotaciones ganaderas de la región por la falta de alimentación en el campo, por fin el Gobierno regional haya tomado conciencia del problema y se facilite el trabajo a los ganaderos, además de hacer un uso eficiente de los recursos públicos y permita un ahorro en el sistema de recogida de cadáveres.