Clubes y deportistas tendrán que esperar para firmar los nuevos convenios de uso de La Aldehuela

Los clubes esperan que se aclaren ya las nuevas condiciones de uso, que afectarán a todas las instalaciones municipales. Los que aspiren a usar la pista cubierta, el velódromo o los campos de fútbol de La Aldehuela tendrán que esperar.

Los clubes deportivos salmantinos empezarán a firmar próximamente los convenios de colaboración por los que podrán acceder al uso de instalaciones deportivas y que regirán a partir de ahora su relación con el Ayuntamiento de Salamanca. Tras iniciar el proceso a finales de octubre, ya está lista la primera hornada de convenios, que son la única vía para poder usar a partir de ahora campos de fútbol, pabellones y pistas deportivas de titularidad municipal.

 

De momento, los primeros afectarán a los campos de fútbol municipales, a las pistas de atletismo del Helmántico, a los pabellones cubiertos, pistas de tenis y pádel y a los gimnasios y zonas de halterofilia vinculados a varias instalaciones. Sin embargo, de momento no está listo el régimen de acceso a las nuevas instalaciones de la Ciudad Deportiva de La Aldehuela, importantes para los clubes de fútbol y de atletismo, además de otras especialidades como ciclismo y tiro con arco que disponen de equipamientos en el complejo.

 

Este caso ha generado cierta inquietud porque, a día de hoy, los precios de la nueva pista cubierta son desorbitados: hasta 147 euros por hora para entrenamiento, una cantidad inasumible por clubes, grupos de entrenamiento y atletas. Esas tarifas obligan a firmar convenios, la única manera de poder usar la pista cubierta en mejores condiciones económicas ya que es la única vía que se ha dejado en la ordenanza para beneficiarse de rebajas, que es lo que han pedido los clubes, aunque no se sabe cómo de buenas serán.

 

 

LOS NUEVOS CONVENIOS

 

El Ayuntamiento ha estado negociando en las últimas semanas con los clubes que demandan el uso de instalaciones municipales con el fin de regular las condiciones de cesión y adaptarlas a las premisas de los nuevos convenios. Estos convenios se dividen en dos modelos, los que afectan a clubes que disfrutan de instalaciones casi en exclusiva, como clubes residentes, y los que comparten con otros. El objetivo era regularizar estas situaciones, asentadas en los acuerdos verbales y en la costumbre y que la concejalía de Deportes quería poner por escrito.

 

También tiene sus complicaciones, ya que los clubes están obligados a firmar convenio: los que no lo hagan no podrán acceder ni a las instalaciones ni a las ayudas públicas. Esto ha podido generar algunas fricciones porque hay clubes que no están conformes con las horas de entrenamientos o el cuadrante de disponibilidad para partidos.