CLH dice adiós a la instalación de Garrido, 80 años después

Imagen del inicio del desmontaje de uno de los tanques (Foto: Isabel de la Calle)

Esta mañana han comenzado las labores de desmantelamiento de la zona, que finalizarán en 5 meses.

 

DATOS DE LOS TRABAJOS:

 

- Superficie de la parcela: 47.270 metros cuadrados.

 

- Número de tanques: 21. Van desde los 8 metros de diámetro por 10 metros de alto (los más pequeños) a 20 metros de diámetro por 16 metros de alto, los más grandes.

 

- Material: Acero al carbono.

 

- Peso total: 1.094 toneladas. Los tanques más grandes: 105 toneladas cada uno.

 

- Total metros de tubería en la planta: 13.106 metros. Peso: 294 toneladas.

 

CLH ha iniciado esta mañana el desmantelamiento de la antigua instalación de almacenamiento en Salamanca, una vez completado el proceso de vaciado y limpieza de los tanques y tuberías de esta instalación, que dejó de estar operativa en el pasado mes de junio con la entrada en servicio de la nueva instalación de almacenamiento situada en Castellanos de Moriscos.

 

La instalación de CLH entró en funcionamiento en el barrio Garrido en los años 30, aunque en 1978 sufrió una importante ampliación, que la llevó a ocupar los 47.270 metros cuadrados actuales.

 

Antes del desmontaje del primer tanque -en el que se almacenaba Gasóleo B, agrícola- se ha realizado una completa limpieza y desgasificación de los tanques y tuberías y, después de la finalización de estos trabajos, se llevarán a cabo trabajos de recuperación medioambiental del subsuelo. Estos trabajos ya se realizaron en las instalaciones de Valencia, Somorrostro, Santurce, Mahón o Burgos.

 

Al comienzo del desmantelamiento en Salamanca han acudido el concejal de Seguridad Ciudadana del ayuntamiento de Salamanca, Ángel Lago; el responsable del Grupo CLH en la zona norte, Rafael Grande; el jefe de la actual instalación de almacenamiento, Justo Infante; además de miembros de la delegación territorial de Industria de Salamanca.

 

CLH instalaciones SalamancaEl desmantelamiento de los tanques se ha realizado mediante el empuje y tracción con una máquina de brazo largo provista de una cizalla, mientras que para el desguace de todos los elementos metálicos, con un equipo de oxicorte.

 

Las instalaciones de CLH en Salamanca abastecen a la provincia charra, pero también a la de Zamora, Ávila, la provincia de Valladolid hasta la zona de Tordesillas y la de Cáceres hasta Plasencia. El combustible llega hasta la nueva instalación de Salamanca desde la refinería de Petronor en Bilbao.

 

CLH instalaciones Salamanca