Clemente destaca la importancia “clarísima” del sector apícola

Salamanca concentra el 66% de los apicultores profesionales de Castilla y León y el 76% del total de las colmenas de la Comunidad Autónoma
La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, ha visitado este viernes una explotación apícola salmantina y allí ha destacado la importancia que tiene para la Comunidad este sector ya que Castilla y León, con 3.787 apicultores, lidera el ‘ranking’ de explotaciones apícolas.

El 16 por ciento de las explotaciones existentes en España se encuentran en Castilla y León, y las 373.894 colmenas la sitúan como la tercera región de España con el 15 por ciento del total nacional. Además, su producción genera una actividad de 44 millones de euros.

Por otra parte, ha destacado la importancia de estas actuaciones en la polinización que realizan y garantizan las abejas melíferas en los cultivos y en la vegetación natural. Es una actividad ganadera “estratégica” por el vital papel que desempeñan en el equilibrio ecológico y en el mantenimiento y conservación de la biodiversidad.

El Parlamento Europeo, ha comentado Clemente, estima que de la labor polinizadora de las abejas melíferas dependen “el 76 por ciento de la producción de alimentos y el 84 por ciento de las especies de plantas”.

Salamanca concentra el 66% de los apicultores profesionales de Castilla y León y el 76% del total de las colmenas de la Comunidad Autónoma, ha señalado durante su atención a los medios de comunicación que se han acercado a San Miguel de Valero (Salamanca), donde ha visitado una explotación apícola fruto de “un compromiso” que asumió en una invitación que le realizó COAG.

También ha destacado el alto dimensionamiento de las explotaciones apícolas salmantinas, mientras la media nacional es de 103 colmenas por explotación y la regional de 99 colmenas por explotación, en Salamanca los apicultores poseen una media de 518 colmenas por explotación de media, una cifra que se eleva a 749 colmenas en el caso de los apicultores profesionales.

El sector industrial productor de miel de la región cuenta con 31 empresas que dan empleo de forma directa a 83 personas y que genera una facturación de 32 millones de euros, según los datos aportados por la Junta.