Clemente cifra en 26 millones la deuda pendiente del Ministerio de los 44 pedidos por la Junta

La consejera ha explicado que a 3 de junio las peticiones financieras de Castilla y León ascendían a más de 44 millones de euros.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha cifrado en "algo más" de 26 millones de euros la cantidad pendiente de percibir del Magrama de los 44 millones de peticiones financieras formuladas por Castilla y León para la ejecución del Programa de Desarrollo Rural 2007-2013.

 

Así lo ha puesto de manifiesto Clemente en la respuesta a una pregunta formulada en el Pleno de las Cortes, por el procurador del PSOE José Luis Cepa, sobre las deudas del Feader y del Ministerio de Agricultura con la Junta de Castilla y León en la ejecución del Programa de Desarrollo Rural.

 

Al respecto, la consejera ha explicado que a 3 de junio las peticiones financieras de Castilla y León ascendían a más de 44 millones de euros, aunque del Ministerio "sólo se han transferido" 17,6 millones de euros, por lo que aún están pendientes algo más de 26 millones, lo que "impide" a la Comunidad "realizar la totalidad de los pagos".

  

Por su parte, José Luis Cepa ha puesto de manifiesto su preocupación por la situación "de miles de agricultores y ganaderos que han hecho sus inversiones" y que ahora "ven estupefactos la  lucha entre las administraciones cofinanciadoras" en referencia a las diferencias surgidas entre la Junta y el Ministerio de Agricultura sobre los pagos del Plan de Desarrollo Rural, por lo que ha pedido al Gobierno regional y al central que se pongan de acuerdo "y dejen de hacer el sainete en la prensa".

  

Al respecto, Silvia Clemente ha reconocido la preocupación del Gobierno regional por el sector agroganadero y ha insistido en la necesidad de que el Ministerio transfiera a la Comunidad "la cantidad que adeuda" y como ejemplo de esa "preocupación" se ha referido al adelanto de fondos que tuvo que hacer la Consejería de Agricultura el pasado mes de abril ya que se pidió al Magrama 20 millones de euros, aunque sólo se transfirieron dos millones.