Clemente alerta de que el pago por superficie que plantea la reforma de la PAC perjudica al vacuno de cebo

El abono directo planteado por la Comisión Europea perjudica a los productores con derechos históricos elevados
La consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, ha advertido este jueves de que el pago por superficie en que se asienta la propuesta de reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) para el periodo 2014-2020 es perjudicial para el sector del vacuno de carne y especialmente para el subsector del cebo.

Según ha explicado, el abono directo planteado por la Comisión Europea perjudica a los productores con derechos históricos elevados -lo que sucede en muchos casos en el vacuno de cebo de la Región- y los pagos tampoco tienen en cuenta el modelo de producción de cebo, no ligada al suelo y que no puede utilizar, por circunstancias geográficas y agronómicas, la superficie para alimentación de los animales.

Clemente se ha reunido hoy en Segovia con representantes de la Asociación de Productores de Vacuno de Carne de Castilla y León (Asoprovac) para trasladarles las consecuencias de la reforma de la PAC para el sector y mostrarles su apoyo.

Actualmente, la Comunidad es la región española con mayor censo de vacuno de carne. En total, registra 1.095.152 cabezas, lo que supone el 21,6 por ciento del total de animales del país. En su territorio se ceban más de 300.000 animales bovinos añojos al año y es Segovia, con el 26 por ciento, la provincia que más cebaderos puros de este tipo aporta de la Región.

Durante la reunión, la consejera ha lamentado el excesivo componente verde de la reforma y ha recordado que las condiciones son más fáciles de cumplir en las explotaciones extensivas de vacas nodrizas por sus características específicas que en el caso de las de cebo, que no disponen de base territorial o que son superficies de pastos con un aprovechamiento virtual.

Exigencias medioambientales
Las nuevas exigencias medioambientales, diversificación de cultivos, mantenimiento de pastos permanentes y tierras con fines ecológicos, demuestran, según ha indicado, que la Comisión Europea no ha tenido en cuenta las prácticas medioambientales que han ido desarrollando los ganaderos castellanoleoneses.

La titular de Ganadería ha recriminado la "incertidumbre" para el sector de algunas cuestiones de la reforma, como los actuales derechos de prima a las vacas nodrizas, y ha calificado nueva propuesta como "decepcionante" en cuanto a instrumentos de mercado.

Según ha dicho, los pagos directos están cada vez más supeditados al cumplimiento de determinados requisitos productivos en materia medioambiental, de sanidad animal, trazabilidad de las producciones y bienestar animal, exigencias que "reducen la competitividad de la producción europea respecto a la de países terceros".

Por todo ello, Silvia Clemente ha pedido a la Comisión que reflexione en las denominadas cuestiones de reciprocidad en los intercambios comerciales o que revise y rebaje las exigencias impuestas a los productores, al tiempo que ha garantizado a los socios de Asoprovac que la Junta trabajará en colaboración con el sector para intentar modificar esta reforma.