'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' solicita una revisión del proyecto de eliminación de barreras en el entorno de las catedrales

La Asociación considera que, siendo una medida necesaria, la propuesta municipal es desproporcionada.

La Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” ha trasladado al Ayuntamiento de Salamanca y a la Comisión Territorial de Patrimonio una solicitud para que el "necesario" proyecto de eliminación de barreras en el entorno de las catedrales (Plaza de Anaya y Calle Tentenecio) se ejecute "de forma acorde con las necesidades reales, mejorando la accesibilidad, pero sin que suponga una alteración del viario existente".

 

“Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” destaca en su escrito la "gran rampa" que se construirá sobre los jardines de la Plaza de Anaya, la eliminación total de los escalones de la Calle Tentenecio y las dimensiones de una nueva rampa entre el acceso a la exposición Ieronimus y salida sur de la Catedral Vieja.

 

Por contra, la Asociación ha apuntado que este proyecto "no contempla la eliminación de la barrera arquitectónica situada ante la fachada principal de la Catedral Nueva (Calle Pla y Deniel), cuando se trata del acceso obligado al monumento, por el camino más accesible y con menos desniveles: la Calle de la Rúa".