“Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” solicita una mayor protección para los bienes vinculados al río Tormes

La asociación considera que el Plan General y el Plan Especial "no protegen la totalidad del patrimonio histórico situado en el ámbito del río y sus afluentes a su paso por Salamanca".

La Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” ha solicitado al Ayuntamiento de Salamanca mayor protección y difusión para los bienes históricos que se sitúan en el ámbito del Plan Especial del río Tormes y del arroyo del Zurguén, el cual, consideran, "debe ser ampliado a todas sus orillas, teniendo en cuenta las vistas desde y hacia el río, así como los parques El Baldío, Lazarillo de Tormes y el Regato de Peña Solana".



No es la primera vez que “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” transmite esta petición al consistorio, pero si es la primera una vez que la aprobación definitiva del Plan Especial de Protección del Río Tormes y Arroyo del Zurguén de Salamanca ha sido declarada nula de pleno derecho por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, al no haberse sometido al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental.



El Plan Especial tiene entre sus fines la valoración del patrimonio sociocultural vinculado al río o inscrito en su área de actuación, "si bien contiene numerosas carencias en cuanto a la catalogación de bienes patrimoniales, en cierta medida, derivadas del vigente Plan General de Ordenación Urbana", han indicado desde la Asociación.



Por ello, la Asociación ha facilitado un listado con los bienes que no aparecen catalogados en el Plan General, en el Plan Especial o en ambos, como es el caso de la pesquera de Tejares, de la noria del Parque “Miguel Delibes”, del dique del Zurguén, del edificio de la potabilizadora municipal de aguas, la fábrica de luz de Tejares o las pilastras y anclajes del Puente de la Salud, entre otros "que merecen ser protegidos junto con su entorno".



“Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” considera que la catalogación de este amplio patrimonio sociocultural "debe acompañarse de un Plan Director que programe las actuaciones necesarias para la recuperación, conservación y mantenimiento periódico que eviten la degradación; así como la difusión entre los salmantinos, escolares y visitantes. Por tanto, el Plan Especial debe ser desarrollado con mayor detalle y financiación que en el año 2010, debido a que la práctica totalidad de estos bienes se encuentran olvidados y abandonados".



"Para la ejecución de dicho Plan Director, el Ayuntamiento de Salamanca debe considerar la posibilidad de crear una Escuela-Taller, cuyos alumnos podrían ejecutar las labores necesarias para la reparación de techumbres, limpieza, restauración de ingenios y un Centro de Interpretación dotado de personal para el estudio y la difusión de este patrimonio tan rico, variado y extenso", han apuntado.

 

Además, la Asociación ha advertido sobre situaciones concretas recogidas en el planeamiento, como la que afecta al abrigo rupestre de El Marín, que no se prevea el equipamiento del sector en el edificio de la antigua “Industria Quilama”, el abandono que padece la Aceña de San Jerónimo (también conocida como “Molino del Cabildo”), la vegetación y deficiencias que presentan las norias del Parque Fluvial y la noria del Parque “Miguel Delibes”.



Además, la asocicación ha recordado que el Plan Especial del Río Tormes y Arroyo del Zurguén, entre otras actuaciones, propone reconstruir un puente sobre el arroyo, en posición original a la cual se situaba el paso de la calzada romana; crear una pasarela de conexión entre orillas sobre las pilas del antiguo puente de La Salud; un Centro de Interpretación sobre la Vía de la Plata y la trashumancia (en el descansadero de la Cañada Real Extremeña); y un Centro de Interpretación del Río, tanto en la Aceña del Cabildo como en la antigua Fábrica de luz de Tejares.