Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio denuncia la instalación de unas taquillas en la catedral

La Asociación entiende que deben buscarse mejores formas para evitar que la gestión turística de los monumentos afecte a sus valores patrimoniales.

La Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” ha expuesto su malestar ante la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural por la colocación, días atrás, de unas modernas taquillas para el cobro y control del acceso de visitantes a la Catedral Nueva de Salamanca (además de a la Catedral Vieja, el claustro y el museo). "Aunque su instalación es reversible, están situadas a los pies del templo y son de una altura desproporcionada para su función", han explicado desde la Asociación.

 

Otros aspectos de la queja formulada ante el órgano competente en materia de patrimonio histórico son las cintas de balizar y separadores dispuestos para el control del flujo de visitantes (“cerrando” el edificio en su interior), que afecta a la definición espacial; "que la Capilla de San Clemente, desde hace años, sea una tienda para la venta de mercadería propia", es considerado por la Asociación como un uso que "menoscaba la apreciación y disfrute del bien protegido"; También denuncian que los cartelones alusivos a una conmemoración colocados en el interior del monumento "incumplen el artículo 41 de la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León y el artículo 19 de la Ley del Patrimonio Histórico Español, puesto que alteran el carácter del inmueble protegido".

 

"La Catedral Nueva de Salamanca está declarada Bien de Interés Cultural y, por tanto, es de aplicación sobre la misma la legislación vigente en materia de Patrimonio Histórico por parte de las autoridades con el fin de conservar el bien y los valores intangibles que posee", han explicado desde la Asociación.

 

Por todo ello, Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio ha solicitado que los técnicos del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León en Salamanca evalúen, de acuerdo a la legislación vigente y a principios de conservación de bienes patrimoniales, las últimas actuaciones realizadas en el interior de la Catedral Nueva de Salamanca y que se impulse el desarrollo completo del Plan Director de la Catedral de Salamanca.

 

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio entiende que los gestores de la Catedral Nueva de Salamanca y las administraciones competentes en materia de patrimonio y turismo "deben buscar mejores formas para evitar que la gestión turística de los monumentos afecte a sus valores patrimoniales".

 

La Asociación también ha recordado que el Plan Director planifica actuaciones como la iluminación de las capillas laterales, "enriqueciendo la visita", o la creación de una tienda en una dependencia exterior, "que bien podría servir como punto de venta de entradas y evitar que esa gestión se realice en el interior de un templo religioso".