Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio alega a favor de la declaración como BIC del Puente Enrique Estevan

Puente Enrique Estevan

Desde el año 2005 viene pidiendo mayor protección legal.

La Asociación 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio', satisfecha ante la inminente declaración como Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento del Puente Enrique Estevan, ha presentado una alegación al expediente con la voluntad de mejorar el entorno de protección.

 

Al igual que la delimitación del entorno de protección se extiende, porque así debe ser, hasta el Puente Felipe VI y la pesquera, no se entiende que dicha delimitación sea inmediata al bien patrimonial al norte del mismo. Lo deseable, sin duda, sería que la Avenida Reyes de España también se incluyese en ese ámbito, más amplio y consistente.

 

En el escrito presentado también se hacen otras apreciaciones a la redacción y se solicita que el expediente “se resuelva de forma positiva en el plazo de tiempo más breve posible”.

 

Catalogación y protección

 

Esta alegación a la declaración como Bien de Interés Cultural es consecuencia de varios años de trabajo por parte de 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' en pro de la conservación y protección del Puente Enrique Estevan.

 

Ya en junio del año 2005 la Asociación solicitó que el catálogo de bienes del Plan General de Ordenación Urbana contemplase “la protección de los puentes de Enrique Estevan y del Pradillo, de tal modo que se garantice el mantenimiento de las estructuras metálicas de ambos”, cuando el documento inicial no los tenía en cuenta.

 

También en junio, pero del año 2010, se solicitó al Ayuntamiento de Salamanca y a la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Salamanca que aplicasen sobre este puente “las medidas adecuadas de protección patrimonial que permite la legislación vigente en materia de Patrimonio Cultural”. Y en diciembre de 2012 se reclamó que “la Junta de Castilla y León promueva la protección y catalogación de bienes patrimoniales industriales y de la conocida como 'arquitectura del hierro', incoando el expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural”.

 

Todo ello a la vez que se ha denunciado el estado en que se encontraba esta infraestructura hasta las obras de rehabilitación que concluyeron hace un año.

 

Procedimiento administrativo

 

La Asociación, personada en el proceso desde sus inicios, se felicita ante la próxima declaración del Puente Enrique Estevan como Bien de Interés Cultural pero lamenta que los mismos valores urbanísticos, históricos, tecnológicos, estéticos, testimoniales, funcionales y de autenticidad que se encuentran en este puente no sirviesen para que otros bienes singulares fuesen salvados de la piqueta, en el siglo XXI, en Salamanca. De igual forma, lamentamos que los expedientes de declaración de otros bienes patrimoniales, también de esta ciudad, no hayan sido resueltos por la Junta de Castilla y León pese a que fueron incoados hace décadas.

 

La alegación, presentada en el Registro de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, también ha servido para hacer constar ante la Junta de Castilla y León que "en aras de lo que debe ser una Administración Pública abierta, cercana a los ciudadanos y adaptada a los tiempos en que vivimos", en futuros procedimientos, se debe facilitar "que el expediente se encuentre disponible en el Servicio Territorial más cercano al bien patrimonial en cuestión" y no solamente en la Dirección General de Patrimonio (Valladolid).

 

Plan Director

 

Tras la culminación del proceso de catalogación y protección se debe redactar y aprobar un Plan Director que contemple el monumento como un todo en todos sus aspectos: atendiendo a su entorno, a su uso, a su promoción cultural, planificando labores periódicas de mantenimiento, asegurando su disfrute, revisando su estado, mejorando su imagen y percepción, entre otras cuestiones que eleven y mantengan permanentemente la alta valoración alcanzada.