Ciudadanos por Defensa del Patrimonio denuncia "deficiencias" en algunos monumentos salmantinos

Plaza3 detail

Ha transmitido a las Administraciones Públicas competentes la existencia de una serie de filtraciones que pueden percibirse en monumentos de Salamanca como la Plaza Mayor, la Catedral Vieja o la Casa de las Muertes ocasionadas por deficiencias en la conservación y mantenimiento de estos edificios.

La Asociación 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' ha transmitido a las Administraciones Públicas competentes la existencia de una serie de filtraciones que pueden percibirse en monumentos de Salamanca como la Plaza Mayor, la Catedral Vieja o la Casa de las Muertes ocasionadas por deficiencias en la conservación y mantenimiento de estos edificios.

 

Esas filtraciones dañan gravemente a la conservación de las fachadas ya que la eflorescencia de sales afecta a la integridad de la piedra y su estructura; además, en las fachadas se encuentran elementos decorativos y estructurales los cuales pueden perderse.

 

En la Plaza Mayor se han localizado eflorescencias de sales bajo tres balcones del ágora, principalmente motivadas por deficiencias en la conservación; en la parte exterior del ábside de la Catedral Vieja, principalmente por falta de mantenimiento y limpieza; y en la cornisa de la Casa de las Muertes, como ya se ha denunciado en anteriores ocasiones sin que se hayan atendido las advertencias.

 

Por todo ello la Asociación ha solicitado que se solventen las deficiencias que dan origen a las filtraciones, que la piedra afectada sea tratada por expertos con la supervisión de técnicos, que las Administraciones cuenten con personal técnico que gire visita a los monumentos protegidos para detectar deficiencias para que éstas puedan ser solventadas con la mayor celeridad posible.

 

Casa de las Viejas

 

'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio', nuevamente, se ha interesado porque la Casa de las Viejas recupere la imagen que tenía antes de la intervención realizada en los primeros meses del año 2013. Las obras de reparación y consolidación del tejado resultaron muy desafortunadas en cuanto a su acabado sobre las tejas que cubren la fachada en la esquina sobre la que sitúa el torreón, puesto que alteraron la percepción cromática, y es basta en su materialización, al no emplear técnicas propias de un edificio del siglo XVII.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: