Ciudadanos, el gran triunfador, pide la dimisión de Mas y nuevas elecciones

"La mayoría de los catalanes el hemos dado la espalda a Mas", ha destacado la candidata Inés Arrimadas.

La candidata de C's a presidir la Generalitat, Inés Arrimadas, ha pedido este domingo la dimisión del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y unas nuevas elecciones en la que el independentismo no sea el protagonista.

  

"La mayoría de los catalanes el hemos dado la espalda a Mas", ha valorado en declaraciones a los medios en el Hotel Barceló Sants de la capital catalana, donde el partido sigue tradicionalmente la noche electoral.

  

C's ha planteado una campaña electoral sin estridencias y con mensajes unionistas muy claros con el objetivo de erigirse como primera fuerza del bloque antisecesionista: "Trabajaremos por todos los catalanes hayan votado lo que hayan votado".

  

El triunfo de C's se ha repetido en las cuatro demarcaciones: ha irrumpido en Lleida y Girona, donde hasta ahora no tenía representación-- y ha subido en Barcelona y Tarragona, los dos municipios en los que Arrimadas y Rivera han concentrado la mayoría de sus actos electorales.

  

Arrimadas ha valorado emocionada que C's haya logrado triplicar los 270.000 votos que logró en los anteriores comicios de 2012' y ha dicho que trabajará por la unión y la convivencia.

 

De este modo, C's se ha convertido en la segunda fuerza en el Parlament tras conseguir 25 escaños, con el 17,9% de los votos y más de 700.000 votos, lo que supone un meteórico ascenso de 14 diputados, 425.000 votos y diez puntos en estas elecciones catalanas respecto a las de 2012.

  

Se erige como primer partido de la oposición en la cámara catalana liderado por su candidata, Inés Arrimadas, y supera en nueve y 14 escaños a PSC y PP, respectivamente, siendo la segunda fuerza en las cuatro provincias por detrás de Junts pel sí.

  

Ha alcanzado este resultado cuando quedan menos de tres meses para los comicios generales en el que el líder del partido, Albert Rivera, se postula para la Moncloa y por primera vez ha conseguido representación en las cuatro provincias catalanas.

  

La formación ha casi triplicado los escaños que consiguió en las elecciones catalanas de 2012, cuando obtuvo nueve diputados, con 275.007 votos y un porcentaje del 7,56%.