Ciudadanos del Patrimonio pregunta por el futuro de la Biblioteca del Campo de San Francisco

La Biblioteca Popular del Campo San Francisco (Fotos: Teresa Sánchez)

La Asociación propone al Ayuntamiento de Salamanca la creación de un programa de actividades culturales, educativas, divulgativas, lúdicas y artísticas en los parques de Salamanca.

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio se ha interesado por las intenciones o proyectos que el Ayuntamiento de Salamanca contempla para la pequeña biblioteca ubicada en los jardines del Campo de San Francisco, la cual cumple 90 años desde su creación, y que recientemente ha sido reparada para lograr su consolidación y ponerla a disposición del programa divulgativo 'Primavera Científica' que ha organizado el Espacio de Cultura Científica de la Universidad de Salamanca, utilizándose como biblioteca para la divulgación de libros científicos entre los niños y niñas.

 

Para la Asociación sería deseable que el Ayuntamiento de Salamanca, a través de sus concejalías y fundaciones dependientes, promoviese la creación de un completo programa de actividades culturales, educativas, divulgativas, lúdicas y artísticas dirigidas a niños y al público en general, en los parques, jardines y otros espacios públicos de la ciudad.

 

Dicho programa, por su innegable valor formativo y social, debería desarrollarse de forma continua (especialmente en los meses más benignos del año), llegando a todos los ciudadanos y contando con la colaboración de las instituciones, entidades y profesionales, de la ciudad y de la provincia, que gozan de buena experiencia en ese ámbito sociocultural.

 

De esta forma construcciones como la citada biblioteca se dotarían de uso y estarían al servicio de la ciudadanía, además los parques de Salamanca se revitalizarían como lugares de esparcimiento y disfrute al desarrollarse en ellos nuevas actividades.

 

Biblioteca Popular del Campo de San Francisco

 

Si bien esta construcción ya se encontraba muy erosionada y afectada por la humedad y el abandono -tal y como hace varios años denunció 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio', la reparación acometida por el Ayuntamiento de Salamanca, como propietario de este elemento integrante del patrimonio de la ciudad -pese a que no se encuentra catalogado en el vigente Plan General de Ordenación Urbana-, no ha sido lo suficientemente importante como para considerarla una restauración que haya permitido recuperar su imagen original, reponer elementos desaparecidos o asegurar que las humedades no surgirán nuevamente.