Ciudadanos culpa a Jesús Málaga de la deuda del ayuntamiento de Salamanca

El concejal de Ciudadanos en Salamanca, Alejandro González Bueno, ha alabado la gestión de su formación como "controladora", además de ser adalid del saneamiento de las cuentas, cuando cada ejercicio el consistorio dilapida millones de euros que podía destinar a los ciudadanos por una mala gestión.

Gran parte de la deuda con la que cuenta a día de hoy el ayuntamiento de Salamanca es responsabilidad del ex alcalde socialista Jesús Málaga. Al menos eso es lo que ha dejado claro el concejal de Ciudadanos, Alejandro González Bueno, tras la Comisión Extraordinaria de Economía, Hacienda y Régimen Interior, además de alabar la labor de su partido por "controlar y fiscalizar" las cuentas del PP de Mañueco, que gobierna en 'minoría' gracias a su beneplácito.

 

Así lo ha dejado claro el propio edil de la formación naranja a través de las redes sociales, aseverando que la reducción de la deuda del Ayuntamiento, que aún asciende a más 77 millones de euros, es poco más que gracias al control en las cuentas de Ciudadanos, cuando el único responsable de este hecho es el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que se vio obligado a sacar el 'látigo' para frenar el endeudamiento de las corporaciones municipales,.

 

Es más, la única labor de Ciudadanos al frente de Ciudadanos es la abstención en la mayoría de las cuestiones propuestas por el equipo de Mañueco para seguir así con el pacto acordado en el inicio de la legislatura.

 

"Como veis, hace un año y medio cuando tomamos posesión dijimos que no íbamos a permitir la mala gestión económica en el Ayuntamiento y que habíamos desterrado la época del endeudamiento y la amla gestión. Estamos cumpliendo con lo dicho", aseveró en una conocida red social.

 

Asimismo, fijo: "Aún estamos pagando dos créditos de la época socialista en el Ayuntamiento. En el año 1993, se pidieron dos créditos por 44 millones de euros y que aún faltan por amortizar 8 millones, que nos cuestan a los salmantinos, solo en intereses, casi 470.000 euros al año".