Cinco sanitarios salmantinos, elegidos por la Junta para potenciar su labor investigadora

Foto: CAH

Alejandro Martín García-Sancho, Moncef Benhassen García, Ángel Luis Montejo González y Juan Luis Muñoz Bellido y Carmen Castaño Sánchez, serán liberados de parte de su labor asistencial para dedicarse a la investigación.

Un total de cinco profesionales sanitarios --cuatro médicos de Atención Especializada y una enfermera de Atención Primaria-- que desarrolla su profesión en Salamanca han sido seleccionados por la Junta para intensificar su actividad investigadora, lo que supone que serán liberados en parte de su labor asistencial, con una reducción de un tercio de su jornada, para poder dedicarse a la investigación.

 

Los facultativos Alejandro Martín García-Sancho, Moncef Benhassen García, Ángel Luis Montejo González y Juan Luis Muñoz Bellido, del Complejo Hospitalario de Salamanca, junto a la enfermera de Atención Primaria Carmen Castaño Sánchez, han sido seleccionados para intensificar su actividad investigadora, han informado fuentes de la Consejería de Sanidad en un comunicado recogido por Europa Press.

 

El doctor Alejandro Martín García-Sancho es especialista en Hematología y Hemoterapia y trabaja en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca.

 

Igualmente desarrollan su labor en el Hospital salmantino los doctores Moncef Benhassen García, especialista en Medicina Interna, Luis Montejo González, psiquiatra, y Juan Luis Muñoz Bellido, del Servicio de Microbiología y Parasitología. En cuanto a la enfermera, Carmen Castaño Sánchez, ejerce en el Centro de Salud La Alamedilla.

 

Los centros donde los cinco profesionales seleccionados desarrollan su trabajo recibirán "la financiación necesaria" para la contratación del personal que asuma la labor asistencial durante el tiempo de desarrollo de la investigación.

 

En ese sentido, el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca ingresará 90.000 euros mientras que la Gerencia de Atención Primaria de Salamanca recibirá 15.000 euros.

 

De esta manera, se "maximiza" la capacidad y productividad de los profesionales que han de simultanear la actividad asistencial con la investigación, además de facilitar la traslación de resultados a mejoras en la práctica clínica.

 

Se consigue así uno de los objetivo de los Planes Anuales de Gestión de la Gerencia Regional de Salud como es el de "impulsar la investigación de los profesionales sanitarios como proceso de generación, gestión e intercambio de conocimiento dentro de un sistema de salud moderno".

 

Con este programa de intensificación de la actividad investigadora, la Junta de Castilla y León cumple con una de sus prioridades estratégicas para "garantizar el progreso social y económico", al ordenar y promocionar la investigación científica y la innovación tecnológica en el ámbito de la Comunidad.