Cinco personas, imputadas en Salamanca por caza furtiva, estafa y apropiación indebida

La operación, denominada 'Wolfi', está enmarcada dentro de la lucha contra la delincuencia relacionada con actos de caza furtiva, así como trabajos de taxidermia con piezas de caza protegidas.

La Guardia Civil de Salamanca ha imputado a cinco personas por supuestos delitos de caza furtiva, estafa y apropiación indebida, dentro de la lucha contra la delincuencia relacionada con actos de caza furtiva, así como trabajos de taxidermia con piezas de caza protegidas.

 

Así, integrantes del Puesto de la Guardia Ledrada, junto con el equipo de Investigación del Seprona de Salamanca inician investigaciones encaminadas al descubrimiento de actos ilícitos que pudieran haberse cometido en su demarcación en relación con la caza y taxidermia, se inicia la operación 'Wolfi', realizando una inspección a las dependencia de un taller de Taxidermia durante la cual se localizan en el interior de un arcón congelador, varias piezas de caza de especies silvestres protegidas, entre ellas (un Mochuelo común y una Marta común), también se encuentran varias cuernas (trofeos) de ejemplares de ciervo y una cabeza de lobo Ibérico, sin ningún tipo de precinto y documentación que acrediten la procedencia de los mismos. 

 

Siguiendo con la inspección minuciosa de las instalaciones así como de la documentación, se encontró un precinto emitido por la Junta de Castilla y León para el aprovechamiento de una especie de caza de mayor (lobo Ibérico) en la provincia de León. Dicho precinto ampara supuestamente la legal procedencia abatida.

 

Al examinarse minuciosamente por los componentes del Equipo de investigación del Seprona de Salamanca, se observa una posible manipulación, se comprueba que dicho precinto había sido anulado en agosto de 2013.

 

Ante estos resultados,  se prosiguieron las investigaciones con el fin de depurar las responsabilidades en la caza de las especies Mochuelo y Garduña, dando como resultado la investigación no detención de cuatro personas, por un supuesto delito contra la fauna. En lo relativo a la caza del lobo ibérico, tras arduas investigaciones y con colaboración de la Comandancia de León, se consigue imputar a una persona residente en la provincia de León, los supuestos delitos (estafa, apropiación indebida y otro relativo a la protección de la fauna).

    

Las diligencias instruidas fueron puestas a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Béjar (Salamanca).