Cinco nuevos fuegos forestales calcinan más de 26 hectáreas

Aldeatejada. Los efectivos permanecieron durante hora y media sofocando las intensas llamas que se propagaron rápidamente por el pasto. Parte. Todos los incendios están extinguidos
E. G.

Tras el aparatoso incendio registrado en Villarino de los Aires, el más importante en lo que va de verano y que todavía no está extinguido, durante la madrugada del lunes al martes se registraron otros dos fuegos en Aldeatejada y Monsagro. Guijuelo, Doñinos de Salamanca y Mozárbez fueron otros municipios afectados por las llamas. En total, se calcinaron más de 26,20 hectáreas.

El primero de los incendios se registró en torno a las 23.30 horas del pasado lunes, en la carretera de Matilla de los Caños y a la altura de Vistahermosa, en el término municipal de Aldeatejada. Hasta el lugar, se trasladaron una dotación de los Bomberos de la Diputación y otra del parque municipal de Salamanca, además de un técnico de Medio Ambiente. A la altura de las llamas, los efectivos tuvieron que hacer frente a un fuego bastante extenso, que se propagó rápidamente debido, sobre todo, al viento. Una hora y media más tarde, consiguieron extinguir las llamas, que arrasaron 11,90 hectáreas de pasto, según el informe remitido por la Consejería de Medio Ambiente.

En otro punto del mapa provincial, concretamente, en el municipio de Monsagro, los Bomberos de Ciudad Rodrigo acudieron a sofocar otro incendio de pastos. Las labores de extinción comenzaron en torno a las 4.30 horas, tras recibir los efectivos el aviso de que un huerto se estaba quemando y, junto a él, una vivienda en ruinas. La intervención fue inmediata debido a que la superficie afectada se encontraba dentro del casco urbano. En torno a las 5.04 horas, el fuego quedó extinguido. En esta ocasión, tampoco se determinaron las causas del incendio, que arrasó una hectárea de pasto. En torno a las 15.30 horas, los vecinos de Doñinos de Salamanca salieron a las ventanas asustados ante una intensa humareda y las llamaradas de un incendio próximo a varios chalés. De inmediato, se desplazaron al lugar dotaciones de los Bomberos, que controlaron el incendio. La superficie arrasada alcanzó las 10 hectáreas –8 hectáreas de pasto y 2 de rastrojo–. Otro incendio registrado a las 17.06 horas en Guijuelo acabó con 0,30 hectáreas de pasto. Las llamas se extinguieron una hora más tarde e intervinieron seis agentes de Medio Ambiente y los Bomberos de la Diputación, además de la Policía Municipal. Por último, dos dotaciones de Bomberos de la Diputación acudieron en torno a las 20.00 horas a Mozárbez, donde el pasado 28 de julio las llamas arrasaron 56 hectáreas de pasto y dehesa. En esta ocasión, el fuego, ya extinguido, arrasó tres hectáreas de pasto y maleza. Las causas de todos los incendios están por determinar.