Cinco híbridos y cambio de coche para el alcalde en el nuevo contrato de la flota municipal

La empresa de renting del Banco de Santander presenta la mejor oferta, casi la mitad del coste previsto. Incluye los cinco coches híbridos de estreno, que serán Toyota Auris; los coches patrulla y de la flota de la Policía, que serán Renault; y un nuevo coche de representación, un Ford Mondeo.

La firma de renting de vehículos del Banco de Santander está próxima a adjudicarse la renovación de 30 vehículos de la flota municipal, la mayoría, coches para la Policía Local, pero también dos destinados al servicio de la corporación. Esta empresa ha hecho la oferta más ventajosa y, una vez abiertos los sobres en la mesa de contratación, está en condiciones de adjudicarse el contrato. La clave ha sido una oferta económica insuperable que deja el coste final del contrato en cerca de la mitad de lo previsto. Y que confirma la introducción de cinco coches híbridos en la flota de policía y representación, además de un nuevo coche para este cometido para concejales y alcalde.

 

En abril el Ayuntamiento de Salamanca puso sobre la mesa la renovación del contrato de renting de vehículos de la flota municipal con el que se dota a la Policía y otros servicios. En total, se iban a cambiar 31 vehículos con un coste aproximado de 1,5 millones de euros entre el alquiler de coches y furgonetas propiamente dicho (se usan pero no están en propiedad) y la parte de mantenimiento. Hace unas semanas se abrió el proceso y se presentaron cuatro empresas, y este miércoles se han conocido las ofertas.

 

De las cuatro presentadas, una roza los 1,3 millones, otra se acerca al millón y las más bajas rondan los 800.000 euros; la más barata ha sido la del Banco de Santander, que ha ofertado 598.000 euros por el renting y 247.000 euros por el mantenimiento. Lo previsible es que se haga con el contrato porque es por criterio único: al mejor precio. El coste final se queda muy por debajo de lo previsto: 1,2 millones para la parte de vehículos y 300.000 para el resto. Eso demuestra que el precio de licitación fijado era desorbitado como ya manifestaron miembros del grupo socialista.

 

 

CAMBIOS TECNOLÓGICOS

 

Ahora se tienen que concretar los trámites, pero si resulta adjudicataria, la empresa tendrá dos meses para entregar la nueva flota una vez firme el contrato, así que para finales de año puede haber un cambio importante en los vehículos, especialmente, de la Policía Local. Según el pliego final, serán 30 los vehículos nuevos, buena parte, coches patrulla policiales y furgones con diversos equipamientos: luces, mampara... La mayoría de la flota será de la marca Renault, que es la que usan ahora mismo en el cuerpo.

 

Una de las novedades es tecnológica ya que la Policía estrenará sus primeros coches híbridos. En concreto serán cinco y, según la oferta de la empresa que se postula como ganadora, serán Toyota Auris. Estos vehículos tienen un consumo más bajo y menores emisiones, pueden rodar sin emitir contaminación y de manera silenciosa. La propuesta fue del portavoz del PSOE, José Luis Mateos, que pidió que se incorporara la exigencia de varios de estos vehículos, como ya se ha hecho en Madrid o León.

 

Además, también se contempla un coche híbrido entre los dos de representación que se renuevan, que ha sido otro de los puntos de fricción. En principio, el equipo de Gobierno había incluido tres de estos vehículos en la lista de la nueva flota. Son los que disfrutan el alcalde y los concejales del equipo de Gobierno, que los usan en exclusiva a pesar de que están al servicio de la corporación. El PSOE se negó a renovar tres de estos coches e impuso que fueran sólo dos, y uno híbrido. La empresa que ha hecho la mejor oferta ha incluido un Toyota Auris y un Ford Mondeo para este cometido, este último, previsiblemente para uso del alcalde. En los últimos años han sido Renault Laguna.