Cinco coches híbridos para la Policía Local y un coche oficial menos para la corporación

Coche de la Policía Local.

El nuevo contrato para renovar la flota de vehículos incluye el renting de 30 entre coches policiales y algunas unidades de representación. Cinco serán híbridos y los oficiales se reducen de los tres que pretendía el equipo de Gobierno a dos.

La Policía Local dispondrá en los próximos meses de sus cinco primeros coches híbridos, destinados al servicio del cuerpo y con los que se suma a otras ciudades que ya apuestan por este tipo de vehículos para sus policías, como León y Madrid. Así se va a aprobar esta mañana de martes en la comisión de Contratación del consistorio tras haberse aceptado una propuesta del grupo municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, que fue quien tuvo la iniciativa de introducir este requisito en el contrato para renovar la flota.

 

Hace más de un mes que el Ayuntamiento de Salamanca puso sobre la mesa una importante renovación de la flota municipal, fundamentalmente, de la Policía Local. La propuesta era incorporar 31 vehículos nuevos en régimen de renting, es decir, que la empresa adjudicataria proporciona los coches y percibe una parte del contrato por arrendarlos al Ayuntamiento y otra parte por el mantenimiento programado. Su coste rondaría los 1,5 millones de euros, que fue lo que se gastó hace cuatro años.

 

Sin embargo, cuando el 26 de abril se analizó el contrato no hubo acuerdo y quedó sobre la mesa. Entre otras cuestiones, porque el PSOE proponía que en el pliego de condiciones se incluyera que los vehículos nuevos para la Policía Local fueran de tecnología híbrida, que asegura menos consumo y emisiones, además de más silencio, algo fundamental para el casco histórico; también son más baratos de mantener y tienen garantías más amplias. Durante las últimas semanas se ha negociado el pliego de condiciones y finalmente se recogerá que cinco sean híbridos.

 

El otro punto de fricción entonces fue el número de coches oficiales. El contrato incluye varios coches para labores de representación, los que usan alcalde y un ramillete de concejales, sólo del equipo de Gobierno, para sus desplazamientos; los conducen cuatro conductores oficiales.. En concreto, se recogían tres con una serie de características diferentes a las de los coches policiales, al no ir rotulados ni incluir mamparas como los del cuerpo.

 

Sin embargo, esto también ha cambiado gracias a la presión del PSOE. Los socialistas le recordaron a Fernández Mañueco que prometió reducir el número de coches oficiales del Ayuntamiento, y de paso cambiarlos por coches de gama media; cuando entró en la alcaldía, había tres y eran los habituales de los consejeros de la Junta, que se cambiaron por modelos intermedios. Pero ahora el equipo de Gobierno pretendía incluir en el nuevo contrato la sustitución de tres coches de representación, algo a lo que el PSOE se negó. Finalmente, el número quedará en dos.

 

Noticias relacionadas