Cinco alimentos que debemos limitar si queremos tener una piel cuidada

Bollería industrial

Para enfrentarse con irritaciones de la piel, aparición de granos u otros problemas, es conveniente examinar la dieta e intentar limitar estos cinco alimentos.

Existen muchos alimentos, ricos en vitamina A, vitamina C, vitamina D, ácidos grasos omega-3 y zinc, que podrían ayudarte a prevenir la inflamación, reducir la aparición de granos de acné y dejar tu piel en la mejor forma, según señala Kristin Kirkpatrick del Instituto Wellness de la Clínica Cleveland en la web de esta institución.

 

Sin embargo, también existen componentes en nuestras dietas diarias que hacen justo lo contrario. Muchos de ellos pueden contribuir al acné, una enfermedad de la piel que se produce por la obstrucción de las glándulas sebáceas en la base de los folículos pilosos. Otros afectan a la formación de colágeno, un proceso que es crítico para mantener la piel sana y elástica.

 

5 ALIMENTOS QUE DEBEMOS LIMITAR POR LA PIEL

 

Kirkpatrick apunta que si hay que enfrentarse con irritaciones de la piel, aparición de granos u otros problemas, es conveniente examinar la dieta e intentar limitar estos cinco alimentos:

 

1. AZÚCAR

 

La investigación ha descubierto que las dietas altas en glucosa o fructosa afectan a lo que se denomina "vínculos cruzados de colágeno de la piel", una expresión que se refiere al protagonismo del colágeno en la fuerza y la elasticidad de la piel. Demasiado azúcar puede alterar el equilibrio de las proteínas del organismo, incluyendo el colágeno.

 

Cuando esto sucede, la suavidad y elasticidad de la piel disminuye, lo que conduce a una piel rígida y tensa y, finalmente, a las arrugas.

 

2. ALIMENTOS CON ALTO ÍNDICE GLUCÉMICO 

 

Esto se refiere al pan blanco, las pastas refinadas y las patatas, además de a las bebidas azucaradas y los tentempiés. Resultados preliminares en investigaciones científicas sugieren que los alimentos con un índice glucémico elevado producen brotes de acné en muchas personas y hay que tener en cuenta que el acné no lo padecen sólo los adolescentes.

 

Cuando se sigue una dieta rica en estos alimentos, el organismo produce niveles más altos de insulina. Los picos de insulina pueden iniciar una reacción en cadena asociada con el desarrollo del acné. Además de esto, un pico de insulina, de forma inevitable conduce a una caída brusca de insulina, lo que deja a la piel y al resto del cuerpo en un estado de agotamiento.

 

3. SAL

 

La sal y otras formas de sodio podrían añadir sabor a los alimentos, pero demasiado sodio puede dejar sin vitalidad la piel. Esto se produce por dos mecanismos distintos. Por un lado, demasiado sodio nos deshidrata, lo que significa que se elimina humedad vital de la piel. Demasiado sodio también puede producir una retención de agua, dando lugar a las 'bolsas' bajo los ojos y otros signos visibles.

 

4. LÁCTEOS

 

La dieta occidental típica incluye muchos recursos lácteos que contienen hormonas, incluyendo ciertos tipos de esteroides y hormonas de crecimiento. Por desgracia, éstas también estimulan el acné. Lo mismo se ha descubierto de los batidos de proteínas en polvo que contienen caseína y suero de leche. Los productos lácteos orgánicos podrían ser una alternativa.

 

5. GRASAS SATURADAS

 

La carne roja, el queso, la mantequilla y los aceites hidrogenados, son todos altos en grasas saturadas. Y los alimentos que son altos en grasas saturadas se asocian con altas concentraciones del factor de crecimiento de la insulina. El factor de crecimiento de la insulina estimula la producción de hormonas sexuales que aumentan la producción de acné.

 

Por el contrario, las dietas basadas en vegetales, bajas en grasa, altas en fibra y vegetarianas reducen las concentraciones en sangre del factor de crecimiento similar a la insulina.