Cierre por todo lo alto de la exposición sobre el Bicentenario

Clausura. La muestra en torno al aniversario de la Guerra de la Independencia clausura sus puertas con éxito total. Trascendencia. Según el alcalde, es el evento más importante organizado por el Ayuntamiento
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ
Todo principio tiene su fin, y en el día de ayer llegó a su conclusión “el evento más importante que ha organizado el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo durante su historia”, según el alcalde de Miróbriga, Javier Iglesias. Tras casi siete meses de apertura (fue abierta el 22 de mayo), ayer se clausuraba la exposición titulada La Ciudad frente a Napoleón. Bicentenario del Sitio de Ciudad Rodrigo de 1810, que ha sido el nexo de continuidad de todos los actos realizados en la ciudad durante los últimos meses.

El éxito de la muestra ha sido absoluto, como se refleja en el número de visitantes que ha alcanzado, y también en las críticas que ha recibido. Todos los que han pasado por ella reflejan el alto número de piezas, su variedad y su calidad, muchas de ellas cedidas por particulares e instituciones de forma desinteresada. Entre ellos, el actual Duque de Wellington, los museos militares de Toledo y Burgos; el Centro Geográfico del Ejército en Madrid, la Academia de Caballería de Valladolid, el Museo de Álava, el de la Ciudad De Salamanca, y los ingleses Apsley House y Army Museum. Pero las alabanzas llegan también por otro detalle: su gratuidad, lo que sorprendía a muchos visitantes.

A excepción de un grupo que recorrerá la exposición esta tarde de forma privada, los últimos en visitarla fueron la mayor parte de la corporación municipal, junto con los comisarios de la muestra. Por última vez, apreciaron las maravillosas piezas expuestas y los comisarios relataron las últimas anécdotas. Por ejemplo, que hay espadas que han vuelto a Miróbriga 200 años después de que fueran usadas en estas tierras, o la llave de la ciudad que le fue entregada en su día a Lord Wellington en reconocimiento.

El comisario de la misma, José Ramón Cid Cebrián expresó su “pena” al recordar que “parece que fue ayer cuando estábamos preparando la exposición, y ya hemos llegado al momento de su cierre”. Javier Iglesias también aludió al proceso de preparación, y los problemas que iban apareciendo, pero concluyó que “con orgullo y satisfacción puedo decir que Ciudad Rodrigo ha cumplido: con su historia, con los visitantes y con los propios mirobrigenses”. Además, ha servido “para recordar la importancia que tuvo la ciudad en la Guerra de la Independencia”.

El alcalde quiso agradecer de forma especial al comisario Cid Cebrián, y a uno de los co-comisarios, Francesc Pintado, su trabajo en la muestra, y les hizo entrega de la medalla que ha elaborado el Ayuntamiento. En la mente de todos, y en palabras de Cebrián, “el Bicentenario continúa, y esperemos que Los Águila vuelva a abrir para acoger otros actos en torno al mismo”. Por su parte, Iglesias espera que “tengamos ganas e ilusión de seguir conmemorando a lo grande, en 2011 y 2012, esta efeméride”.