Cientos de miles de fieles esperan al Papa en Cuatro Vientos 'regados' por bomberos

Se espera la llegada del Papa a las 20.30 horas para presidir la vigilia de oraciĂłn con los jĂłvenes

Cientos de miles de peregrinos de todo el mundo esperan desde primeras horas de la tarde en Cuartro Vientos la llegada de Benedicto XVI, que a las 20.30 horas presidirĂĄ la vigilia de oraciĂłn con los jĂłvenes, en la que tambiĂŠn estarĂĄn presentes los PrĂ­ncipes de Asturias.

Debido al sofocante calor, que ronda los 40 grados, ocho tanques de bomberos del Ayuntamiento de Madrid recorren Cuatro Vientos para refrescar a los asistentes. Igualmente, equipos a pie y en bicicleta de Samur-ProtecciĂłn Civil trabajan en la zona para garantizar la seguridad sanitaria en uno de los actos centrales de este sĂĄbado dentro del programa de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Sobre las 17.00 horas, el locutor de Cadena 100 Javi Nieves ha comenzado a anmiar a los peregrinos, que bailan al ritmo de la mĂşsica. El espacio de Cuatro Vientos, con una extensiĂłn de unos 48 campos de fĂştbol, estĂĄ dividido en unas 50 parcelas separadas por viales verticales y horizontales en cada una de las cuales se calcula que de media se acomodarĂĄn unas 10.000 personas y en las que se instalarĂĄn hasta 50 torres de sonido y otras tantas pantallas, segĂşn han apuntado. Cada una de ellas, segĂşn ha explicado, contarĂĄ con sus papeleras, baĂąos y grifos.

El escenario estĂĄ ubicado en la zona norte del aerĂłdromo y tiene una extensiĂłn de 195 metros de largo, 38 de fondo y 22 de altura con capacidad para albergar 2.040 personas, segĂşn ha indicado el director de producciĂłn de Cuatro Vientos, Manuel MuĂąoz. AdemĂĄs, ha seĂąalado que, siguiendo las lĂ­neas marcadas por el arquitecto, Ignacio Vicens, se ha elaborado con espuma, tela y mĂĄs de una tonelada de pintura blanca.

UN ÁRBOL PROTEGERÁ A ESPAÑA

Sobre este escenario se ha construido el altar desde donde el Papa se dirigirĂĄ a los jĂłvenes y que estĂĄ cubierto por una estructura con forma de ĂĄrbol que se iluminarĂĄ por la noche y que, durante el dĂ­a, darĂĄ sombra al Santo Padre, con una envergadura similar a la de un campo de tenis y una altura de unos 17 metros. Este altar se encuentra a 3,75 metros del suelo para permitir la visibilidad de todos los asistentes Los peregrinos han podido acceder a travĂŠs de tres grandes accesos principales, dos de ellos situados al este de la pista y otro gran acceso situado en la zona sur y de mĂĄs de 200 metros de largo que permitirĂĄ acceder a los no inscritos a una parcela aledaĂąa de unos 300 metros cuadrados para unas 300.000 personas.

En la zona mĂĄs cercana al altar, se han colocado 24.000 sillas que serĂĄn ocupadas por los sacerdotes concelebrantes --a los que se les facilitarĂĄ un hangar de la base aĂŠrea como sacristĂ­a--, asĂ­ como por las autoridades. TambiĂŠn hay 2.000 periodistas acreditados para este acto.

La organizaciĂłn de la JMJ tiene previsto repartir tanta comida en Cuatro Vientos como en mil bodas de 4.000 invitados, ya que cada peregrino recibe una bolsa con los alimentos necesarios para tres comidas --almuerzo del sĂĄbado y del domingo, y cena del sĂĄbado-- entre los que destacan tres barras de pan, el embutido --jamĂłn, salchichĂłn--, ensaladas, zumos, agua y algĂşn bollo. TambiĂŠn hay kit para peregrinos celiacos, diabĂŠticos y vegetarianos.

TambiĂŠn hay una zona de servicios en las zonas este y oeste con bares, baĂąos, 17 capillas de adoraciĂłn, servicios de acreditaciĂłn por pĂŠrdida y puntos de informaciĂłn, asĂ­ como ocho hospitales de campaĂąa.