Cientos de ganaderos reclaman a la Junta indemnizaciones por todos los daños causados por el lobo

UPA y COAG esperan que Silván proponga soluciones en la reunión del día 24 en la línea de "controlar y regular" a este animal

Cerca de medio millar de ganaderos, la mayor parte procedentes de Ávila y Zamora, se han manifestado este miércoles por las calles de Valladolid para reclamar a la Junta de Castilla y León que se agilicen las indemnizaciones por "todos" los daños causados por los ataques de lobos y que se limite la existencia de esta especie a terrenos "delimitados".

La protesta, convocada por la Alianza por la Unidad del Campo --UPA y COAG-- ha comenzado en la Plaza del Milenio de la capital vallisoletana, donde se han reunido los manifestantes en torno al cadáver de un ternero, y un 'lobo' --representado por un ganadero del Barco de Ávila ataviado con una feroz máscara-- que no dudaba en atacar al animal muerto o incluso a otros manifestantes disfrazados como vacas lecheras. Posteriormente, han recorrido la distancia hasta la sede de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a donde los manifestantes han llegado en espera de que el consejero, Antonio Silván, escuche sus reclamaciones.

Los portavoces de las organizaciones agrarias, Aurelio Pérez (COAG) y Julio López (UPA), han reclamado que se ponga control a la expansión del lobo en las zonas de Castilla y León en las que no se considera especie cinegética y que se opte por las indemnizaciones a los ganaderos por "todos" los daños que causan los cánidos, en lugar del seguro que ha anunciado la Consejería.

López ha aseverado que si los dirigentes regionales "quieren que haya ganaderías, que haya gente en el medio rural" tienen que "frenar la expansión de los lobos", por lo cual tanto Pérez como López han considerado necesario reducir el número de estos animales e incluso mantenerles en zonas de "exclusión" y que sea la Administración regional la que se encargue de su alimentación. "No puede ser que los ganaderos estén dando de comer a los lobos", ha apostillado el secretario general de UPA en Castilla y León.

Aurelio Pérez ha reclamado al consejero de Fomento, Antonio Silván, "se debe dejar de pamplinas, de marear la perdiz, de utilizar los fondos públicos para recurrir y perjudicar a los ganaderos" y acepte "de una puñetera vez" que si la Administración "quiere lobos en Castilla y León", se haga cargos de ellos.

Para ello, también reclaman que se opte por indemnizar "por vía patrimonial" a los afectados, que ya han notificado a las organizaciones hasta "2.000 ataques de lobos, 6.000 reses muertas" con un coste estimado en "2,2 millones de euros", a lo que se suma las enfermedades que pueden transmitir al ganado estos animales u otras especies de fauna silvestre. El representante de UPA ha explicado que ya existen sentencias que "condenan a la Junta a que indemnice directamente a los ganaderos".

Herrera "mintió"
Asimismo, ha reprochado al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera que "mintiera" durante la campaña electoral de las Autonómicas, cuando, según su opinión, se comprometió a "solucionar el problema del lobo e indemnizar directamente a los ganaderos afectados".

De hecho, López ha planteado al máximo dirigente regional que si "de verdad le preocupa el despoblamiento del medio rural" debería "frenar el ataque de lobos en esas zonas", porque ha recordado que, además de mantener el medio ambiente, los ganaderos y los agricultores permiten que "muchos urbanitas puedan ir a pasar el fin de semana o las vacaciones".

Sin embargo, los representantes de las OPA que forman la Alianza por la Unidad del Campo lamentan que con su actual política "impasible", el Gobierno regional "está expulsando a más gente del medio rural". "Sin ganaderos, ni mesa de población ni ordenación del territorio", ha advertido Julio López, quien ha abogado por políticas "agrarias, económicas y sociales" que resuelvan el problema de los ganaderos.

Los centenares de manifestantes han marchado tras varias pancartas en las que se defendía que Castilla y León "no quiere ser tierra de lobos" y en las que se oponían a la existencia de estos cánidos en el territorio de la región. De hecho, Aurelio Pérez se ha referido en varias ocasiones a este animal como "terrorista".

Ambos representantes agrarios han valorado el anuncio realizado esta mañana por Antonio Silván de la convocatoria de una reunión con las organizaciones agrarias para abordar el problema de los ataques de lobos. Una cita que, a juicio de Julio López, se ha producido por la movilización llevada a cabo hoy en Valladolid "y no por la voluntad del consejero o del presidente".

A este respecto, Aurelio Pérez, ha incidido en que espera que el consejero Silván dé "un giro de 180 grados" y acepte emplear otras políticas de "gestión, de control y de regulación de la especie, en zonas de exclusión del lobo y de indemnización de daños", en lugar de reducir su política a mirar hacia el seguro.

Los representantes han recalcado su oposición a este sistema, que supone en su opinión que sean los propios ganaderos los que paguen "un impuesto entre todos" para cubrir los daños que causan los lobos y el representante de COAG ha apuntado que "los jueces" se han pronunciado "con claridad meridiana diciendo que no se puede obligar a un ganadero para protegerse de un terrorista como el lobo, que es ajeno a la explotación".

Fomento y Medio Ambiente manifiesta a UPA y COAG el interés por analizar sus reivindicaciones
Por su parte, el director general de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, han manifestado a las organizaciones agrarias UPA y COAG, que hoy se han manifestado en Valladolid para reclamar actuaciones en contra de los ataques de lobos sobre el ganado extensivo, el interés por analizar sus reivindicaciones.

Según han informado fuentes de la Alianza por la Unidad del Campo, que conforman amabas organizaciones, el director general ha recibido a sus representantes, que han llegado hasta la sede de la Consejería acompañados por centenares de manifestantes de la región, alrededor 3.000 según ha precisado la organización.

"La presencia masiva de ganaderos de las zonas más importantes de Castilla y León ha provocado que hoy mismo el consejero de Medio Ambiente, Antonio Silván, haya convocado con carácter de urgencia para el próximo 24 de febrero una reunión con la organizaciones, que llevábamos esperando desde el pasado mes de octubre", han añadido.

De hecho, según han señalado fuentes de la Consejería, el director general de Medio Natural ha entregado en mano la carta por la que el consejero convoca la reunión del próximo día 24 con las organizaciones agrarias.