Cientos de afectados exigen en León que Serunión deje de suministrar la comida a los comedores escolares

Cientos de personas, en su mayoría padres, madres y alumnos, se han manifestado en León para exigir a la Junta que cese el contrato del servicio de comedor para centros escolares con Serunión, después que la empresa suministrara sopa con larvas de gorgojos en cinco colegios de la provincia.

Con lemas como 'Serunión, los gusanos te los comes tú', 'Por una alimentación de calidad', 'No a los recortes en educación' o 'Serunión, fuera de León', cientos de afectados se han concentrado en la plaza San Marcelo, de donde ha partido una manifestación que ha culminado frente al edificio que alberga la Subdelegación del Gobierno, en la plaza de la Inmaculada.

La marcha, que ha sido convocada por la Federación Leonesa de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado (Felampa), ha transcurrido en un ambiente festivo y ha contado con participación de los menores, que han portado bolsas de gusanitos en señal de repulsa.

En la jornada de este jueves se ha conocido la decisión de la Junta de Castilla y León de no rescindir el contrato con Serunión, algo que ha indignado a los padres de los escolares y que han calificado de "vergonzoso", aunque han manifestado que no les sorprende.

"Es muy triste", ha asegurado María del Carmen, cuyo hijo es alumno del Colegio Público Antonio Valbuena, que ha sostenido que los alumnos del centro "se comieron la sopa" que contenía larvas de gorgojo, pese a que la Consejería de Educación lo niega. "El consejero no se comió la sopa, los niños del Valbuena sí", ha insistido.

Por su parte, la Plataforma por la Defensa Educación Pública, también presente en la protesta, ha achacado todo lo sucedido a "un proceso de privatización de los servicios públicos, incluida la educación".

El portavoz de esta plataforma, José Santamarta, ha aseverado que la aparición de gusanos en la sopa de los escolares es "un torpedo a la línea de flotación de la escuela pública" porque "el servicio de comedor es esencial para las familias" que necesitan que sus hijos estén atendidos mientras trabajan.

Ésta no será la única movilización que lleven a cabo los afectados por este asunto, sino que la Felampa ha anunciado que seguirán con las movilizaciones hasta que consigan que Serunión deje de suministrar la comida a los centros escolares.