Choque entre Mañueco y los sindicatos por la promesa de recuperar la productividad

Imagen de la firma del pacto por el empleo entre sindicatos, empresas de servicios y Ayuntamiento.

El alcalde exige a los sindicatos cumplir lo que han firmado y les pide seriedad. Y las centrales le replican que lo pactado fue recuperar el pago de la productividad cuando mejorara la situación y que cumplen "de sobra" su compromiso de mejorar el servicio.

El día después de la concentración en la que los sindicatos han exigido al Ayuntamiento de Salamanca recuperar la productividad que se eliminó en 2010 por culpa de la crisis ha deparado un encontronazo entre los puntos de vista del alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, y los sindicatos. El motivo de desencuentro, la exigencia de sentarse ya a verificar el cumplimiento de lo acordado, que las centrales consideran sobradamente alcanzado, mientras el alcalde no parece tenerlo tan claro.

 

En una visita a una obra de mejora de aceras en la avenida Alfonso IX, y a pregunta de TRIBUNA sobre el punto de vista sobre la exigencia de recuperar la remuneración eliminada años atrás, el alcalde ha dado a entender que los sindicatos debían cumplir con lo estipulado antes de solicitar una revisión. "Yo lo que tengo que poner de manifiesto es que el Ayuntamiento siempre cumple lo que firma. Le pido a los representantes sindicales que cumplan ellos también lo que han firmado. Nosotros estamos cumpliendo escrupulosamente en estos momentos lo que pactamos con ellos y lo que firmamos con ellos, llega un momento en el que debemos tener todos la seriedad suficiente como para cumplir nuestros compromisos", ha sido su respuesta textual.

 

Mañueco: "Yo lo que tengo que poner de manifiesto es que el Ayuntamiento siempre cumple lo que firma. Le pido a los representantes sindicales que cumplan ellos también lo que han firmado"

 

Lo pactado en su día es, según los sindicatos, que se renunciaba a un complemento de unos mil euros al año por cada trabajador municipal como medida de ajuste en el plan de viabilidad del Ayuntamiento de Salamanca. Lo pactado fue recuperarlo cuando la situación económica mejorara. Y según ha publicitado el propio alcalde, en 2014 las cuentas del municipio arrojaron un superávit de 12,5 millones de euros y el endeudamiento cayó a cotas históricametne bajas, un saneamiento total de las cuentas.

 

Por este motivo, las reacciones de los sindicatos no se han hecho esperar. Desde CCOO, Emilio Pérez ha replicado a Fernández Mañueco que las centrales y, sobre todo, los trabajadores del Ayuntamiento han "cumplido de sobra y con creces con nuestros compromisos y lo seguimos haciendo", en referencia al plan de calidad del servicio, que es la materia en disputa. El pago de la productividad está ligado al cumplimiento de una serie de objetivos de calidad y cantidad del desempeño que los empleados del Ayuntamiento logran en su tarea para los ciudadanos. Objetivos que, según los sindicatos, se están cumpliendo a pesar de que renunciaron a este complemento hasta que la situación económica mejorara.

 

"Todos los acuerdos a los que llegamos eran condicionados a que esta situación se recuperara la situación de crisis. Lo que decimos es que el Ayuntamiento habla de una situación de superávit y queremos sentarnos para saber cuándo se va a cumplir lo que pactamos, recuperar la productividad cuando la situación económica del Ayuntamiento mejorara, y cuándo vamos a percibir lo que dejamos de cobrar en su día por responsabilidad", ha asegurado el secretario provincial de CCOO, que ha puesto de manifiesto estos días que es el propio alcalde el que presume de superávit en los últimos ejercicios.

 

CCOO: "Hemos cumplido de sobra y con creces con nuestros compromisos"

 

UGT: "Si él pide cumplir, estamos en ello"

 

SSPM: "Esto se pactó, tenemos copia de lo que se firmó y estamos cumpliendo todo"

 

Desde UGT, su secretario provincial, José Luis Sánchez Rivas, ha pedido que "sí, que se cumpla lo pactado", ya ha recordado que en 2010 se acordó eliminar la productividad, además de la paga extra, "y que lo firmamos pensando que estábamos en crisis y porque reconocíamos que si era necesario perder eso, que se perdiera, pero no de forma definitiva sino para que se recuperara cuando mejoraran las cosas". "Sabemos que las microeconomías de Salamanca no están bien, pero si ellos dicen que estamos en una mejoría de la economía y se han ahorrado un montón de dinero sin convocar plazas, cumple lo firmado y que se suspendió", asegura Rivas. "Tampoco le pedimos que nos lo devuelva, no todo junto, pero que nos lo devuelva y que nos convoque para sentarnos y ver cómo lo hacemos. Y si hay unanimidad de todos los sindicatos del Ayuntamiento, algo habrá. "Si él pide cumplir, estamos en ello", ha remachado.

 

Por su parte, desde SSPM ponen de manifiesto que "los objetivos están más que cumplidos en materia de servicios" a pesar de que la plantilla del Ayuntamiento se ha reducido en 150 personas en estos últimos años. "Esto se firmó, tenemos copia de lo que se firmó y estamos cumpliendo todos los objetivos marcados incluyendo los de la gente que falta en el servicio", asegura un portavoz del sindicato. "Estamos dando el mismo servicio con menos plantilla", ha insistido.

 

El objetivo de los sindicatos es acordar un calendario para regresar a la situación de 2010, cuando se acordó ceder voluntariamente esta productividad, lo que ha supuso que los empleados municipales han renunciado a mil euros anuales desde entonces. Algo que los sindicatos consideran que tiene que empezar por dotar para este mismo año el pago de ese complemento y estudiar cómo se devuelven los hasta 5.000 euros por trabajador que se han perdonado estos años.